WRITE TO US / ESCRÍBENOS

Enter your email address and message and submit. We'll get back to you as soon as possible. 

Introduce tu correo electrónico y mensaje, y pulsa Submit / Enviar. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

6 Calle San Crispín
Madrid, 28011
Spain

+34 91 559 6546

Wonder Ponder, Visual Philosophy for Children, is an imprint specialising in products for fun and engaging thinking. This website provides accompanying material to our Wonder Ponder boxes, including guides for children, parents and mediators, ideas for wonderpondering and fun games and activities. It is also a platform for sharing your very own Wonder Ponder content and ideas.

Blog

Entrevista a Daniela Martagón en La primera piedra: “El objetivo es involucrar a nuestros lectores desde la curiosidad y el asombro”

Ellen Duthie

Entrevista de Laura Verdile a la ilustradora de Wonder Ponder, Daniela Martagón, en La primera piedra

EXTRACTO: 

"¿Qué se busca provocar con ellas [las imágenes de Filosofía visual para niños]? 

—  Las escenas, formadas por una ilustración y un pequeño caption o texto, son el anzuelo, el detonador del diálogo, pero también el ancla. Su poder consiste ser inmediatas, directas pero, a la vez, complejas cuando se examinan con profundidad. Es un universo entero al que entras en segundos. Deben ser legibles, resultar intrigantes y poder sostener varias interpretaciones posibles. En la medida en que esto suceda, el lector querrá comprender qué es lo que pasa, pero, al no tener toda la información, necesitará elaborar diferentes hipótesis que pueden cambiar según la edad o las relecturas. Las preguntas al dorso de las imágenes aumentan el registro y los matices de la escena, te llevan de lo concreto a lo abstracto y proponen a veces algunas variaciones totalmente fuera de lo ilustrado. Sin embargo, en el diálogo, siempre es importante poder volver a anclarse en el ejemplo tangible de la escena, para no irse por las nubes y tener una referencia común con las personas que dialogan. Otra gran virtud de este formato es su permanencia en la memoria. Al tratarse de pequeñas piezas tan concentradas pero sencillas es fácil recordarlas y volver a ellas incluso sin tener el libro a mano. En ese sentido hablamos de crear mapas visuales filosóficos."

Puedes leer la entrevista completa aquí