WRITE TO US / ESCRÍBENOS

Enter your email address and message and submit. We'll get back to you as soon as possible. 

Introduce tu correo electrónico y mensaje, y pulsa Submit / Enviar. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

6 Calle San Crispín
Madrid, 28011
Spain

+34 91 559 6546

Wonder Ponder, Visual Philosophy for Children, is an imprint specialising in products for fun and engaging thinking. This website provides accompanying material to our Wonder Ponder boxes, including guides for children, parents and mediators, ideas for wonderpondering and fun games and activities. It is also a platform for sharing your very own Wonder Ponder content and ideas.

Juego-entrevista, tercera parte

Esta es la tercera parte del juego-entrevista a Wonder Ponder que nos fue presentado por primera vez en el lanzamiento del sello y presentación de su primer título, Mundo cruel, el 20 de noviembre de 2014, por Gustavo Puerta Leisse y Aitana Carrasco Inglés.

Puedes leer la primera parte, sobre la definición y la clasificación del proyecto aquí y la segunda parte, ¿Filosofía para niños?, aquí.

 

 

 

 

TERCERA PARTE

WONDER PONDER EN TALLERES Y EN EL AULA

WP: El reto que nos hemos puesto con cada escena y con cada grupo de preguntas ha sido precisamente tratar de conducir lo menos posible en una determinada dirección el pensamiento de los jugadores. Hemos revisado el texto de cada pregunta y hemos prestado atención al resultado del conjunto de preguntas de cada escena para asegurarnos de que exista el máximo equilibrio posible. A veces una pregunta parecerá conducir a un lugar determinado. Pero la siguiente puede que te conduzca en la dirección absolutamente contraria. Siempre hemos procurado que las preguntas abran el máximo número posible de respuestas en lugar de ir cerrrando para llegar a una respuesta determinada. Las sesiones con niños y adultos de todas las edades donde hemos podido probar el material también nos han ayudado a limar este aspecto. Algunas sesiones nos han hecho cambiar ligeramente la ilustración. Otras nos han hecho cambiar ligeramente la redacción de ciertas preguntas. 

En cuanto al papel del adulto mediador en el juego, en el caso de que lo haya, creemos que la forma en que está diseñado el material invita también al mediador a jugar. Lo interesante es que si realmente entra en el juego, el adulto no tendrá necesariamente muy claras cuáles son "sus propias ideas y opiniones" sobre muchas de las escenas y de las preguntas. Si realmente juega, el mediador se cuestionará también sus "verdades". Y es aquí, donde en nuestra experiencia, se produce un intercambio ricamente estimulante entre adulto y niños, donde los niños perciben la duda y la indagación genuina del adulto y se entienden a sí mismos como interlocutores igualmente válidos. 

WP: Lo cierto es que es raro que haya enfados entre los niños relacionados con el tema sobre el que se está dialogando en los talleres. El clima que se crea no es de competición, sino de colaboración en el análisis, en la definición del problema y en el planteamiento de posibles respuestas. Al retirar el énfasis en el acierto o en el fallo, en cuanto entienden que no es esa la dinámica, sino la de construir juntos, suele haber pocos roces en ese sentido. 

En ese sentido hemos advertido mucho más enfado e incluso agresividad en adultos que han mirado el contenido de la caja en un contexto informal (no en una sesión de diálogo filosófico). Algunos adultos (hemos tenido la suerte de toparnos con pocos hasta ahora) parecen tomarse personalmente las preguntas y nos miran violentados, como si dijeran: ¿cómo os atrevéis a hacerme pensar sobre estas cosas? ¿y quiénes creéis que sois para hacerlo? Algunos padres piensan que estamos juzgando cómo crían a sus hijos simplemente por plantear ciertas preguntas e invitar a la reflexión. En la escena donde un padre está obligando a su hijo a bañarse, una de las preguntas al dorso, efectivamente, plantea si los padres a veces pueden ser crueles con sus hijos. Pero también se plantea si los hijos pueden ser crueles con los padres. Y también se plantea si a veces es necesario ser cruel con alguien por su propio bien. Y también plantea indirectamente la pregunta de qué otras alternativas tendría un padre cuyo hijo estuviera muy sucio y no quisiera bañarse. Aun así, estos adultos sólo se quedan con el juicio que perciben que se está haciendo sobre su comportamiento. Pierden la ocasión de distanciarse un momento de sí mismos y de pararse a pensar.   

JUEGO PRESENTACION LAMINA 4, Q3.jpg

WP: ¿Esta es una pregunta trampa? Si se hubiera hecho trampas bien hechas no nos hubiéramos percatado. ¿Pero cómo serían las trampas? ¿Decir lo contrario de lo que uno piensa en realidad? Incluso diciendo algo que no se piensa de verdad, se puede jugar con los libros-juego Wonder Ponder, y se lo podría pasar uno muy bien. En realidad, el concepto "trampas" tiene sentido si se puede ganar, pero realmente en Wonder Ponder no hay un ganador, sino o bien un lector entretenido o bien un grupo que acaba con la sensación de haber construido (o quizás destruido para luego poder empezar a reconstruir) algo, entre todos. Pongámonos cursis: en Wonder Ponder, ganan todos. Por eso las trampas dejan de tener sentido. 

JUEGO PRESENTACION LAMINA 4, Q4.jpg

WP: Como hemos dicho antes, en nuestra respuesta a la pregunta sobre si hemos tratado de conducir el pensamiento de los jugadores, hemos retocado las ilustraciones (algunas han desaparecido por completo), reformulado las preguntas y hecho pequeños cambios de todo tipo a raíz de la observación de las reacciones de niños y adultos ante las escenas o las preguntas. A veces por cuestión de que la interpretación de la imagen no era tan clara como pensábamos. 

Para el proyecto era esencial que las imágenes se entendieran a la primera, sin intervención del mediador y que provocaran preguntas acerca de los mismos en las personas que las miran. A veces un pequeño detalle lo cambia todo. Un pequeño cambio en la boca de un personaje puede hacerle pasar de parecer preocupado a parecer enojado. Esto siempre es importante en ilustración, pero en este proyecto donde la ilustración tiene tanto peso interpretativo, era esencial. A veces no se transmitía del todo la intención de algún personaje y un cambio de composición lo dejaba más claro. 

Uno de los cambios más interesantes se dio precisamente en la escena que hemos mencionado antes del padre obligando al niño a bañarse. La escena original era de un "malo de película" tratando de ahogar a un gato. ero cuando lo vieron los niños y explicaron lo que veían, a ellos les parecía que lo que estaba pasando era que el señor estaba obligando al gato a bañarse porque estaba sucio. La interpretación estaba muy alejada de la intención original, pero al pensarlo vimos que la escena que nos sugerían los niños, de obligar a alguien a hacer algo así, era mucho más sugerente y compleja e interesante que la original, y además, mucho más cercana a la posible experiencia de los niños. Así que fue de una imagen a otra: 

Poder haber disfrutado del tiempo necesario para que el proyecto se desarrollara y se enriqueciera y mejorara con las aportaciones de los niños y los adultos que lo han ido viendo ha sido una de las principales ventajas de haber optado por el modelo editorial con el que finalmente hemos configurado el proyecto.

WP: Depende de lo que llamemos respuesta. Si os referís al tipo de respuesta que se pueda apuntar en una hoja de soluciones, la respuesta a vuestra pregunta es no. Pero las preguntas de Wonder Ponder todas tienen otro tipo de respuesta. A veces, quizás sea otra pregunta o un silencio que te hace pensar en algo que has dicho inmediatamente antes. En pocos casos tienen una respuesta fácil; y en pocos casos tienen respuestas que no requieran de justificación adicional para poder siquiera plantearnos la posibilidad de zanjar la cuestión. Pero todas tienen respuesta, sí. En eso reside la gracia del juego, en buscarlas o construirlas.  

 

Próximamente, publicaremos la última parte de la juego-entrevista. Puedes leer la primera parte aquí y la segunda parte aquí