WRITE TO US / ESCRÍBENOS

Enter your email address and message and submit. We'll get back to you as soon as possible. 

Introduce tu correo electrónico y mensaje, y pulsa Submit / Enviar. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

24 Calle de Pizarro
Madrid, Comunidad de Madrid, 28004
Spain

+34 91 559 6546

Wonder Ponder, Visual Philosophy for Children, is an imprint specialising in products for fun and engaging thinking. This website provides accompanying material to our Wonder Ponder boxes, including guides for children, parents and mediators, ideas for wonderpondering and fun games and activities. It is also a platform for sharing your very own Wonder Ponder content and ideas.

Blog

¡Hoy! ¡Gran estreno online! Nuestro primer corto animado, PEQUEÑO REMO EN EL REINO DE PELLÍZCAME

Ellen Duthie

¡Qué emoción!

Hoy estrenamos nuestro primer corto animado, basado en el cómic Pequeño Remo en el Reino de Pellízcame incluido en nuestro cuarto título de Filosofía visual para niños, ¡Pellízcame!.

Lo ponemos libremente a disposición de quien quiera verlo en casa, usarlo en clase o mostrarlo donde quiera.

Lo lanzamos hoy, 15 de octubre, porque coincide con el día del año en que se publicó la primera tira cómica de Little Nemo in Slumberland, de Winsor McCay, al que nuestro personaje Pequeño Remo es una evidente referencia. Los fanáticos de Maurice Sendak detectarán un homenaje en más de un sentido al autor de Donde viven los monstruos, Al otro lado y La cocina de noche, libro con el que volvemos en bucle al homenaje a Little Nemo del propio Sendak.

 Primera tira cómica de Little Nemo in Slumberland, de Winsor McCay, publicada el 15 de octubre de 1905 en el  New York Herald .

Primera tira cómica de Little Nemo in Slumberland, de Winsor McCay, publicada el 15 de octubre de 1905 en el New York Herald.

 Comienzo de  La cocina de noche , de Maurice Sendak. (Kalandraka, 2014)

Comienzo de La cocina de noche, de Maurice Sendak. (Kalandraka, 2014)

 Póster Pequeño Remo en el Reino de Pellízcame, incluido en ¡Pellízcame!, de Ellen Duthie y Daniela Martagón

Póster Pequeño Remo en el Reino de Pellízcame, incluido en ¡Pellízcame!, de Ellen Duthie y Daniela Martagón

Hay muchas más referencias e influencias aparte de estas que será divertido buscar (una pista puede esar en el estante con libros que aparece en el dormitorio al final.

 Encuentro de Pequeño Remo con la Alicia de Lewis Carroll (y Tenniel) en el corto animado “Pequeño Remo en el reino de Pellízcame”.

Encuentro de Pequeño Remo con la Alicia de Lewis Carroll (y Tenniel) en el corto animado “Pequeño Remo en el reino de Pellízcame”.

libros español.jpg

Pero referencias aparte, el corto está pensando para hipnotizar, deleitar, intrigar, y posiblemente desasosegar (sí, el verbo existe).

¿Quién no se ha despertado alguna vez dentro de un sueño, para darse cuenta poco después de que se sigue en un sueño?

¿Podemos estar seguros de que la vida no es en realidad un sueño? Y muchas, muchas más.


La producción estuvo a cargo de La Pierna Audiovisual. Un placer colaborar con ellos para poner en movimiento a Pequeño Remo.

Es un corto que hemos financiado con nuestros propios recursos como apuesta para una posible financiación futura de otros proyectos. Para conseguir financiación de proyectos audiovisuales en un futuro, los “me gusta” cuentan, así como las veces que se comparte. Por eso, lo ofrecemos a todos nuestros lectores y seguidores gratuitamente, como ofrecemos otros materiales como el cuaderno para pensar sobre la escuela o el cuaderno para pensar la Navidad, con una sola petición: si os gusta, un “me gusta”, y si os requetegusta, un “compartir”.

El Periódico Mediterráneo: "Las cajas Wonder Ponder son un verdadero acontecimiento, una sorpresa."

Ellen Duthie

El Periódico Mediterráneo publica hoy un estupendo artículo sobre el proyecto Wonder Ponder, que hemos querido traducir aquí al castellano. 

"Desde hace unos años la Filosofía, como asignatura en los planes educativos y también como motor o impulsor del pensamiento, está siendo arrinconada, incluso despreciada. Da la impresión de que cuestionar o, simplemente, intentar entender el mundo no vale la pena -o no nos concierne, según los poderes fácticos que rigen el mundo y prefieren que todos seamos obedientes-. Pensar por uno mismo no está bien visto, o mejor dicho, no nos está permitido, por más que nos digan lo contrario.

Si desarrollar un pensamiento crítico, reflexivo y analítico, con una visión ética y orientación moral concreta ya es difícil en la edad adulta, ¿cómo hacer que los más pequeños puedan iniciar este camino? Visto lo visto, nadie se plantearía hoy en día abrir a los niños esta puerta a determinadas formas de juicios y razonamientos. ¿Nadie?

«CAJAS MÁGICAS»

A finales del mes de julio nos visitó Ana Juan Cantavella, antropóloga de formación y especialista en literatura juvenil, para hablarnos de un proyecto editorial que, me atrevería a decir, es único. Se trata de Wonder Ponder. Filosofía visual para niños, y en su originalidad reside gran parte de su gracia y su éxito. Pero, ¿de qué se trata exactamente? La almassorina, representante o embajadora de esta iniciativa, con sede en Madrid, en Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares, nos explicó que a través de las «cajas» de Wonder Ponder se consigue acercar a los lectores más pequeños (y no tanto pequeños) a algunas de las grandes preguntas de la filosofía y de hacerlo de forma «seriamente divertida».

La filósofa Ellen Duthie, la ilustradora Daniela Martagón y la editora Raquel Martínez Uña son las responsables de esta «pequeña locura» que cuenta ya con cuatro títulos: Mundo cruel, una invitación a reflexionar sobre la crueldad; Yo, persona, una invitación a reflexionar sobre qué somos y quiénes somos; Lo que tú quieras, una invitación a reflexionar sobre la libertad, y el último en llegar, ¡Pellízcame!, una invitación a reflexionar sobre la realidad, la imaginación y los sueños. En todas estas obras, que vienen en formato caja, encontramos una serie de láminas con escenas que dan mucho que pensar y con preguntas para mentes intrépidas, lo que se traduce en una especie de breve guía filosófica que lo que pretende es que los más pequeños empiecen a pensar por sí mismos, empiecen a discernir valores morales fundamentales. Wonder Ponder es una invitación a la reflexión y al diálogo, «estimulando el desarrollo de un pensamiento propio y facilitando la construcción de un mapa visual y conceptual del tema abordado en cada título», como remarcan desde la propia editorial, que insisten que estas cajas están diseñadas «para mirarlas, leerlas y pensar sobre ellas en contextos familiares, lúdicos o educativos», de ahí que cada vez sean más demandadas, tanto por padres como por centros educativos, que ven en estas obras un espacio de exploración único para desarrollar las mentes de los niños y niñas que son nuestro presente y futuro. Las cajas Wonder Ponder pueden adquirirse en castellano, inglés y catalán, y son un verdadero acontecimiento, una sorpresa."

Este artículo apareció en valenciano
en El Periódico Mediterráneo
el 10 de septiembre de 2018. 

Propuestas para pensar sobre la escuela: cuaderno gratuito descargable, imprimible y compartible de Wonder Ponder

Ellen Duthie

En Wonder Ponder queríamos celebrar la vuelta al cole por todo lo alto. ¡Por eso hemos preparado un cuaderno descargable, imprimible y compartible de forma gratuita para pensar sobre la escuela!

Diez páginas, ¡diez!, repletitas de preguntas y propuestas para pensar sobre la escuela dirigido especialmente a todos los niveles de primaria, ¡y a profes también! 

Una invitación a pensar sobre aprender, sobre las características de una buena profesora y de un buen alumno, sobre el patio perfecto, el aula perfecta, la escuela de nuestros sueños y la escuela de nuestras pesadillas, sobre amigos, amigas y otras criaturas escolares. Una propuesta de entrevistar al profesor o profesora, de escribir un cuento o una redacción o hacer un dibujo y de pensar sobre dilemas reales con los que nos topamos a veces en el cole.

Incluimos una página para que para que las lectoras y lectores añadan sus propias preguntas y dibujos. Pero se pueden añadir todas las páginas que se quieran. ¡Sí! ¡Este cuaderno también puede crecer!

¡Feliz vuelta al cole! Y tú, ¿qué piensas? Haz clic en la imagen o aquí para descargar. 

Este cuaderno está también disponible en inglés.

¡Pellízcame!: filosofía ilustrada para niños. Clara Berenguer reseña la versión catalana de ¡Pellízcame! en Valencia Plaza

Ellen Duthie

Clara Berenguer reseña ¡Pellízcame! en la sección de Cultura de Valencia Plaza. Aquí os dejamos la versión en castellano de esta reseña que nos ha encantado. 

"Esta es una invitación a explorar, preguntarse y reflexionar sobre la realidad, la imaginación y los sueños desde un enfoque lúdico con una presentación innovadora y atractiva

 4/09/2018 - 

VALENCIA. Ellen Duthie siempre ha mostrado un interés especial por comunicar el pensamiento filosófico. Por eso, después de poner en marcha actividades centradas en acercar esta cuestión a los más pequeños, en 2014 creó las cajas de filosofía visual para niños Wonder Ponder. Se trata de una iniciativa editorial atrevida que acerca a los lectores infantiles a algunas de las grandes preguntas que plantea la filosofía de una forma divertida mediante una curiosa recopilación de escenas y preguntas intrigantes que invitan a la reflexión y al diálogo a la vez que estimulan el desarrollo de un pensamiento crítico y se facilita la construcción personal de un esquema visual y conceptual del tema concreto que se aborda en cada título. ¡Pellízcame! (Wonder Ponder, 2018) es la última publicación de un proyecto consolidado que desde el inicio ha apostado por la creación de una colección que se mantenga en el tiempo, que llegue a otros países y de la que puedan disfrutar muchas generaciones. Y todo indica que lo está consiguiendo.

Con una cuidada presentación en forma de libro-juego, estas cajas de filosofía visual tienen su origen en una escuela de Madrid, donde Duthie tenía que hacer uso de la literatura infantil como estímulo para los diálogos filosóficos que planteaba con el alumnado. Cansada de buscar un material convincente para hablar sobre la crueldad, comentó a la ilustradora Daniela Martagón que necesitaba de una serie de escenas ilustradas que mostraron una perspectiva amplia y variada sobre esta temática y que sugirieran preguntas al mirarlas. A raíz de esta espontánea colaboración nació Mundo cruel, a la que siguió Yo, persona, sobre la identidad, y Lo que tú quieras, sobre la libertad. Ahora, ¡Pellízcame!, el nuevo título de la serie, que es al mismo tiempo el más filosófico y el más literario, explora las diferencias entre la verdad y la mentira y nos pregunta, entre otras muchas cosas, si estamos soñando o no.

Ciertamente, no hay ninguna otra iniciativa literaria similar que diseñe unos materiales de esencia filosófica tan originales que buscan exponer a lectores de edades y contextos diferentes a estos tipos de conceptos desde la práctica y que otorgue la misma importancia a la creación, a la lectura de la imagen, al texto y al formato. Es sin duda la conjunción de la capacidad creativa del tándem artístico formado por Ellen Duthie y Daniela Martagón la responsable de un producto con unas cualidades tan extraordinarias y subversivas. Ambas eran totalmente conscientes de que este diseño editorial era arriesgado, nuevo y difícil de catalogar, pero, afortunadamente, lanzaron su propio género. Dicho esto, hay que añadir los nombres de Raquel Martínez Uña, la editora de este sello, y de Bel Olid, traductora de ¡Pellízcame! al catalán - Pessiga'm-, que también colaboran activamente en el resultado final.

¡Pellízcame!, en definitiva, está concebido para que los niños puedan mirarlo y leerlo a solas o acompañados, en un contexto educativo o familiar. Este título presenta el mismo funcionamiento que el resto de cajas Wonder Ponder: contiene un póster con el cómic de Pequeño Remo en el Reino de Pellízcame, catorce láminas con escenas y preguntas, sólo para mentes intrépidas como alertan las autoras, una guía breve del contenido y unas propuestas de uso y, finalmente, tres láminas en blanco para que el lector pueda crear sus ilustraciones. Se puede utilizar tanto como un juego de mesa como un libro de páginas sueltas, que se pueden ordenar como cada uno desee y mezclarlas al azar, porque lo que pensamos no cambia en función del orden en que leemos, o quizá sí.

El objetivo principal, por lo tanto, es cuestionar incesantemente y sin que nos demos cuenta en torno a nuestra cotidianidad más cercana para discurrir sobre otros asuntos más trascendentales, como la fantasía, la imaginación, los sueños y la realidad. Es una apuesta por las grandes preguntas, las urgentes, a las que todo el mundo se enfrenta en su día a día sin importar la edad, pero sin necesidad de solemnidades ni ornamentos, sino de forma práctica y concreta. En este sentido, se esfuerzan mucho para que los libros conecten con las experiencias de la infancia pero también con las de la madurez. Hay niveles de lectura y complejidades variadas en cada escena y, además, con un gran sentido del humor, con el fin de preguntar y dialogar por placer. Ya podéis pues comenzar a pellizcaros, os aseguro de que os enganchará."

Esta reseña escrita por Clara Berenguer apareció en valenciano en Valencia Plaza el día 4 de septiembre de 2018. 

Jugar a ser pequeños filósofos: Bernat Cormand reseña ¡PELLÍZCAME! en el Diari Ara

Ellen Duthie

Bernat Cormand reseña ¡Pellízcame! en la sección Estimat Andersen, del Diari Ara. Aquí os dejamos la versión en castellano de esta reseña que nos ha encantado. 

"Ya se puede encontrar en las librerías ¡Pellízcame!, la cuarta caja de filosofía visual para niños, firmada por las autoras Ellen Duthie y Daniela Martagón y publicada por Wonder Ponder. Como seres racionales que somos, hacer preguntas o necesitar encontrar una explicación a las cosas forma parte de nuestra naturaleza. Los niños, como los adultos, también quieren saber, entender el mundo, porque la ignorancia puede llegar a generar inquietud y cierto descontrol. Leemos sobre filosofía e infancia en El niño filósofo de Jordi Nomen. Este profesor de la escuela Sadako de Barcelona y docente universitario parte de los estudios del estadounidense Matthew Lipman, quien, a raíz de su experiencia como profesor de filosofía y en un contexto de revolución política en los años 60, descubrió la importancia de pensar críticamente y reflexionar sobre cuestiones filosóficas. Además, según Lipman, esto se debía empezar a trabajar ya en la escuela.

Los juegos filosóficos de Wonder Ponder pueden ser una buena herramienta en este sentido. Se trata de libros de páginas sueltas que se encuentran en una caja, con preguntas directas, a veces incluso incómodas, acompañadas de imágenes impactantes que, de manera lúdica, invitan a hacerse preguntas (wonder) y reflexionar (ponder) sobre diferentes temas. La colección arrancó en 2014 con la publicación de Mundo cruel, que surgió a partir de un proyecto llevado a cabo en una escuela de Madrid de sesiones filosóficas con escolares donde se reflexionaba, sobre todo desde la literatura, en torno a diversas cuestiones. Dos títulos más - Yo, persona y Lo que tú quieras - dieron continuidad a la serie, hasta llegar este último, ¡Pellízcame! (2018). En la primera caja se aborda la crueldad, en la segunda, “quién soy y qué soy”, y en la tercera, la libertad. La acción de pellizcarse, lo que hacemos cuando no sabemos si estamos soñando o no, presenta esta última y esperada entrega. Como aquella Alicia que se sumerge en un universo de fantasía, aquí los lectores podrán explorar la realidad, la imaginación y el sueño. ¿Cómo sabes que lo que ves sigue ahí cuando cierras los ojos? ¿Tiene sentido enamorarse de un personaje que no es real? ¿Te muestras siempre como eres? ¿Cómo podemos saber si algo es de verdad o no lo es? ¿Es posible que haya más de una realidad? Todas estas cuestiones hacen tomar conciencia del contexto actual, en que a menudo la línea que separa realidad y ficción -o la verdad y la mentira-es muy fina. Pensamos en las redes sociales, los mundos virtuales como Second Life o la vida en un plató en El show de Truman, o los amores (informáticamente) románticos. Y recordamos la llamada posverdad que impera en algunos medios de comunicación.

DEJAR VOLAR LA IMAGINACIÓN

Dentro de esta complejidad, las autoras se aventuran a presentar un abanico muy amplio de interrogantes que dan pie al debate. En este juego necesariamente compartido, los adultos también deben poner de su parte y facilitar que la lectura y el diálogo se conviertan en una actividad conjunta. Pero, por otra parte, unas páginas en blanco -presentes en cada una de las cajas- permiten que los niños caminen solos, también, y aporten sus propios contenidos o reflexiones dejando volar la imaginación. Seguro que tendrán ganas, después de viajar a través de las coloridas escenas del artista Daniela Martagón; son un elemento imprescindible que hacen del conjunto un producto realmente innovador. Durante mucho tiempo los niños han tenido un acceso muy limitado a la filosofía. Por ser una disciplina abstracta y compleja, se consideraba algo sólo para adultos. Pero está bien que los niños dispongan de espacio para pensar por sí mismos y tengan la oportunidad de explorar ideas nuevas, puntos de vista y posibilidades diferentes. Estamos encantados, por tanto, de que surjan iniciativas como la de Wonder Ponder y de que los lectores puedan jugar a ser pequeños filósofos."

Esta reseña escrita por Bernat Cormand apareció en catalán en el Diari Ara el día 1 de septiembre de 2018. 

Te invitamos a convertirte en detective de la realidad: ¿qué es real?, ¿qué no es real? y ¿cómo lo sabes?

Ellen Duthie

telescopio_preview.jpeg

El cuarto libro-juego de la serie Wonder Ponder de Filosofía visual para niños, ¡Pellízcame!, invita a lectores de todas las edades a convertirse en detectives de la realidad. ¿Qué es real? y ¿qué no es tan real? ¿Y cómo podemos saberlo? 
A través de imágenes curiosas y preguntas intrigantes, las autoras Ellen Duthie (escritora) y Daniela Martagón (ilustradora) invitan a pequeños, medianos y grandes a explorar, preguntarse y reflexionar de manera seriamente lúdica y lúdicamente seria sobre la realidad, la imaginación y los sueños. 

pellizcame caja.jpg

A partir de 14 escenas ilustradas diseñadas para provocar preguntas y reflexión, ¡Pellízcame! explora situaciones que remiten a temas clásicos de la filosofía (¿hasta qué punto podemos fiarnos de nuestros sentidos?, ¿qué es “de verdad” y qué es “de mentira”?, ¿es posible que nuestra vida haya sido un sueño desde el principio?) y también a temas filosóficos más contemporáneos (sobre la realidad virtual, la relación entre la ficción y la realidad, la fiabilidad de la información o la fake news, y la representación en los selfies) de una manera que es al mismo tiempo cercana y desestabilizante, y siempre cautivadora para un rango de edad muy amplio, a partir de los 6 años (o antes) y hasta adultos.

¿Y si la vida fuera un sueño? ¿O un cuento? ¿O una gran ilusión?
 ¿Y si te pellizcaras? ¿Acabarías con la duda?
 ¿Cómo sabemos que el mundo es como nos lo muestran nuestros sentidos y no de alguna otra manera (como lo ve una mosca o un perro, por ejemplo)?
 ¿Los cuentos son mentira? ¿Las fotos pueden engañar? ¿Hay testigos más fiables que otros?
 Si te pudieras conectar a una máquina que te hiciera sentir y vivir solo cosas buenas, ¿te conectarías para siempre?

 ¿Qué es real? ¿Qué no es tan real?
 Y tú, ¿qué piensas?

CONTENIDO DE ¡PELLÍZCAME!

  • 14 láminas con escenas que dan mucho que pensar. 
  • Más de 100 preguntas para mentes intrépidas. 
  • 3 láminas para crear escenas propias.
  • Breve guía filosófica para acompañar la lectura de ¡Pellízcame! para niños y adultos.
  • Propuestas de uso.
  • Póster con cómic: "Pequeño Remo en el Reino de Pellízcame"

TEMÁTICA:  realidad ·  imaginación ·  sueños ·   los cinco sentidos ·   percepción · ficción/realidad ·  de mentira/ de verdad  ·   fiabilidad de la información ·  filosofía para niños.

Pellizcame_Fichas_CAST.jpg

Todos nuestros títulos tienen un póster que, en esta ocasión, es casi un libro en sí mismo: Pequeño Remo en el reino de Pellízcame. Esta especie de cómic para leer en voz alta, que quizás sea realmente un romance de ciego, es también un tributo a La cocina de noche, de Sendak, que a su vez homenajeaba las tiras cómicas del Pequeño Nemo, de Winsor McCay. Pero parte del juego será buscar otros homenajes. Para leer y mirar muchas veces.  Pronto anunciaremos una sorpresa muy especial y emocionante para nosotras relacionada con este póster. ¡Atentas! ¡Atentos!

El póster de ¡Pellízcame!

En un clima donde la mayoría de las voces que oímos aseguran tener las respuestas y tener la descripción válida de la realidad, nos parece especialmente importante desarrollar y mantener el hábito de compartir nuestras incertidumbres.

Eso es parte de lo que tratamos de hacer, desde la literatura y desde la filosofía, en la serie de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder. Es lo que hemos hecho, con rigor y con juguetonería, en ¡Pellízcame!

Echa un vistazo al trailer de ¡Pellízcame! aquí: 

¡Pellízcame! en la prensa: 

"El mejor regalo que se puede hacer a nuestros pequeños es esta colección de imágenes que sumergen tanto a los padres como a sus hijos en un intercambio de ideas que habitualmente no se realiza". NO ES UN DÍA CUALQUIERA. RADIO NACIONAL DE ESPAÑA. AGOSTO 2018.

Entrevista a Raquel Martínez (editora de Wonder Ponder) sobre ¡Pellízcame! EFECTO DOPPLER. RADIO 3. RNE. JULIO 2018. [a partir del minuto 46]

"...un libro para niños para tratar el tema de la posverdad." ... "Los libros de Wonder Ponder son palancas de pensamiento, ganzúas que abren mentes, martillos para romper el sentido común, espejos que nos interrogan y nos obligan a interrogarnos." DONDE VIVEN LOS LIBROS. JULIO 2018. 

Reseña de ¡Pellízcame! LA ESTACIÓN AZUL DE LOS NIÑOS. RADIO NACIONAL DE ESPAÑA. JUNIO 2018. 

Entrevista a Ellen Duthie en La Letra Pequeña, con Aurora González, en La Colmena, de Vega Hernández de Radio CMMedia LA COLMENA. RADIO CMMedia. JUNIO 2018 

¡Pellízcame!, incluido en la selección Verano 18 de la Asociación de Maestros La Rosa Sensat. "Una caja para abrir, mirar, leer, pensar y hablar. A partir de 14 láminas con escenas curiosas y más de 100 preguntas intrigantes, cruzamos la delagada línea que separa la realidad de la ficción. Un libro-juego que invita a la reflexión y al diálogo sobre la realidad. Se puede leer como un libro u organizar las láminas según otro criterio. Un recurso muy útil para el aula." EL GARBELL, NÚMERO 14. JUNIO 2018.  

Lecturas para mentes inquietas. "Llega el cuarto título de filosofía visual para niños que publica el sello Wonder Ponder, esas maravillosas cajas con tarjetas y preguntas, láminas con diferentes escenas, póster y guía filosófica para acompañar una lectura que busca iniciar a los niños en el debate y la filosofía. En ¡Pellízcame!, de Ellen Duthie y Daniela Martagón, la autora trata de explorar las diferencias entre lo que es verdad y lo que es mentira, preguntarnos sobre lo que nos dicen nuestros sentidos, indagar sobre la realidad virtual o las noticias falsas. Pero sobre todo a lo que aspira es a provocar diálogo y reflexión de forma divertida a través del contenido de este cuidado libro juego." LIJ CORSARIA #21. JUNIO 2018. 

Samuel Omeñaca entrevista a Ellen Duthie
"Queremos contagiar ese gusto por la desestabilización que yo creo que provoca la filosofía y que no está lo suficientemente valorado. La gente piensa a veces en la filosofía como algo que te da vértigo y te hace caer, pero ese vértigo da gusto también. Hay algo placentero de sentir que te quitan el suelo de debajo de los pies. Hay algo bonito y juguetón en eso." EL CUENTAHILOS. M21 RADIO. JUNIO 2018. 

Filosofía en cajas: abre, mira, piensa. "[...] divertido y profundo para echar unos buenos ratos familiares y una herramienta indispensable para la escuela". RAYUELA INFANCIA. JUNIO 2018. 

Merienda en el Retiro: Los mejores libros infantiles. "En la literatura actual donde encontramos muchísimos cuentos con moraleja [...] tener un libro que nos invite a pensar, es maravilloso." EL CULTURAL. JUNIO 2018. 

"El éxito de Wonder Ponder radica en la versatilidad de su uso, a modo de juego".  EL HERALDO DE ARAGÓN. JUNIO 2018. 

"Los profesores de Filosofía y Valores Éticos necesitamos trabajos como este para incentivar el pensamiento crítico entre los más pequeños. Sus preguntas intrigantes e insospechadas les hacen sacar a la luz pensamientos escondidos que, de otro modo, habrían permanecido ocultos." "Más Pellízcame y menos Bob Esponja!" VIDA DE PROFESOR. JUNIO 2018

Entrevista a Ellen Duthie, LOS CRONONAUTAS. MAYO 2018. 

lomitos pasto.jpg

¿Quieres saber más acerca de la serie de Filosofía visual de Wonder Ponder? Este vídeo de cinco preguntas con sus respuestas dura solo 9 minutos y lo cuenta TODO. Bueno, casi todo. 

Cómo preguntar para que te pregunten. El interrogante como motor del aprendizaje. Conferencia de Ellen Duthie, con guía didáctica

Ellen Duthie

La Fundación Lúminis acaba de publicar un vídeo  que ha preparado y editado de la conferencia Cómo preguntar para que te pregunten. El interrogante como motor del aprendizaje que dio Ellen Duthie en el 19º Congreso Internacional de Promoción de la Lectura y el Libro el 13 de mayo de 2017 en la Feria del Libro de Buenos Aires. Asímismo han publicado una completa Guía Didáctica basada en el contenido de la conferencia. 

También se puede encontrar aquí el texto completo de una versión posterior de esta conferencia, que dio Ellen en Chile durante el mismo mes del año pasado. 

En el transcurso de este año también me hicieron esta entrevista de radio desde la Fundación Lúminis: 

El Cultural recomienda ¡Pellízcame! como uno de los mejores libros infantiles en la Feria del Libro de Madrid

Ellen Duthie

"En la literatura actual donde encontramos muchísimos cuentos con moraleja [...] tener un libro que nos invite a pensar, es maravilloso."

El Cultural selecciona ¡PELLÍZCAME! entre los mejores libros infantiles para 3-10 años de la Feria del libro, en la muy buena compañía de LA MERIENDA DEL PARQUE de Pablo Albo y Cecilia Moreno (Narval), IRENE LA VALIENTE, de William Steig (Blackie Books), EL JARDÍN DE ABDIL GASAZI, de Chris Van Allsburg (Fondo de cultura económica), y EL CABALLO DE LORD BYRON, de Vanesa Pérez-Sauquillo e ilustrado por María Espejo (Siruela).

"¡Pellízcame!" en El Heraldo de Aragón: "El éxito de Wonder Ponder radica en la versatilidad de su uso, a modo de juego"

Ellen Duthie

Reseña de Pellízcame en El Heraldo de Aragón, por Julia Millán.  (transcripción abajo) 

El Heraldo de Aragón. 07.06.2018

La Gran Literatura / Julia Millán

Filosofía visual para niños

El proyecto WOnder Ponder nació de la necesidad de su creadora, la filósofoa y escritora Ellen Duhtie, de crear materiales atractivos para iniciar a los niños en el debate y la filosofía. Lo que en un principio fueron fichas sueltas que usaba en talleres y activifades extraescolares, dio lugar a un libro-objeto, una caja llena de imágenes que Ellen tenía en la cabeza y que la mano de Daniela Martagón materializó con acierto; poco después la editora Raquel Martínez Uña se enamoró del proyecto y no tardaron en publicarlo.

Era un un "libro" llamado Mundo cruel y permitiía establecer un diálogo sobre los aspectos más espinosos de la naturaleza humana: la crueldad; con los animales, con uno mismo, entre las personas... Y no solo lo usaron los docentes en las escuelas, sino que rápidamente se convirtió en una valiosa herramienta en ámbitos tan distintos como los seminarios de filosofía en educación secundaria, la mediación de conflictos o incluso en talleres de instituciones penitenciarias. 

Los siguientes títulos fueron Yo, persona, un debate sobre la identidad, y Lo que tú quiereas, sobre la libertad. El éxito de Wonder Ponder, traducido al inglés, al catalán y próximamente al portugués, radica en la versatilidad de su uso, a modo de juego. Contiene multitud de preguntas, escenas curiosas que se pueden personalizar, y funciona sin ataduras, sin manual de instrucciones, sin soluciones, solo con una guía de sugerencias y con el atractivo de su diseño e ilustraciones. A la vez se puede ampliar con las experiencias de otros lectores que van colgando en la web.

Ahora acaban de publicar el cuarto volumen, Pellízcame, una exploración sobre lo que es "real" y lo que no lo es; según palabras de las autoras, estas son sus pretensiones y también sus características: "El nuevo título de la serie nos parece el más filosófico, pero también el más literario hasta la fecha. Ofrece muchas oportunidades para los lectores más jóvenes y más mayores de explorar las diferencias entre lo que es "de verdad" y lo que es "de mentira", nuestros sentidos y lo que nos dicen acerca del mundo, y para preguntarse si podríamos o no estar soñando. También contiene escenas que podrían provocar preguntas, diálogos y reflexiones sobre la realidad virtual, la ficción y la realidad y las noticias falsas, y la representación en los selfis, de una manera que es al mismo tiempo cercana y desestabilizante, pero siempre cautivadora". 

 

Wonder Ponder en Zaragoza este miércoles 6 de junio: ¡taller!, ¡presentación!, ¡firma!

Ellen Duthie

lomitos pasto.jpg

 

El equipo completo de Wonder Ponder (la escritora Ellen Duthie, la ilustradora Daniela Martagón y la editora Raquel Martínez Uña), aterrizamos en Zaragoza este miércoles, 6 de junio, invitadas por la Feria del Libro de Zaragoza para disfrutar de una tarde repleta de actividad. 

Haremos un taller con ¡Pellízcame! para niños y familias (18:30-19:30), una presentación de ¡Pellízcame! para adultos (19:30-20:30) y firma en la caseta de Antígona (20:30- 21:30).  

¿Nos vemos en Zaragoza? 

 

¡Ya llegó ¡Pellízcame! de imprenta! ¿Quién quiere echar un vistazo al interior?

Ellen Duthie

 Escena de  ¡Pellízcame!  (Wonder Ponder, 2018) de Ellen Duthie y Daniela Martagón

Escena de ¡Pellízcame! (Wonder Ponder, 2018) de Ellen Duthie y Daniela Martagón

Acaba de llegarnos de la imprenta ¡Pellízcame!, acompañado de sus versiones en inglés, Pinch Me!, y en catalán, Pessiga’m!, el último título de la serie Wonder Ponder de Filosofía visual para niños (y no tan niños). 

caja pellizcame blanco.jpg

En este cuarto libro-juego de la serie, las autoras Ellen Duthie (escritora) y Daniela Martagón (ilustradora) invitan a pequeños, medianos y grandes a explorar, preguntarse y reflexionar de manera seriamente lúdica y lúdicamente seria sobre la realidad, la imaginación y los sueños. ¿Qué es real y qué no es tan real?  

A partir de 14 escenas ilustradas diseñadas para provocar preguntas y reflexión, ¡Pellízcame! explora situaciones que remiten a temas clásicos de la filosofía (¿hasta qué punto podemos fiarnos de nuestros sentidos?, ¿qué es “de verdad” y qué es “de mentira”?, ¿es posible que nuestra vida haya sido un sueño desde el principio?) y también a temas filosóficos más contemporáneos (sobre la realidad virtual, la relación entre la ficción y la realidad, la fiabilidad de la información o la fake news, y la representación en los selfies) de una manera que es al mismo tiempo cercana y desestabilizante, y siempre cautivadora para un rango de edad muy amplio, a partir de los 6 años (o antes) y hasta adultos.

 Escena de  ¡Pellízcame!  (Wonder Ponder, 2018) de Ellen Duthie y Daniela Martagón

Escena de ¡Pellízcame! (Wonder Ponder, 2018) de Ellen Duthie y Daniela Martagón

Todos nuestros títulos tienen un póster que, en esta ocasión, es casi un libro en sí mismo: Pequeño Remo en el reino de Pellízcame. Esta especie de cómic para leer en voz alta, que quizás sea realmente un romance de ciego, es también un tributo a La cocina de noche, de Sendak, que a su vez homenajeaba las tiras cómicas del Pequeño Nemo, de Winsor McCay. Pero parte del juego será buscar otros homenajes. Para leer y mirar muchas veces.  

 Escena de  ¡Pellízcame!  (Wonder Ponder, 2018) de Ellen Duthie y Daniela Martagón

Escena de ¡Pellízcame! (Wonder Ponder, 2018) de Ellen Duthie y Daniela Martagón

Después de Mundo cruel (2014), Yo, persona (2015) y Lo que tú quieras (2016), y del vuelo que tomó el proyecto de Filosofía visual para niños, no solo en España, sino gracias a la venta de derechos, también en países como Corea del Sur, Argentina, México, Brasil o Alemania, nos tomamos un tiempo para asimilar todo lo que se había generado desde el lanzamiento del sello Wonder Ponder en noviembre de 2014. Sobre todo, nos tomamos un tiempo para recordar que los ritmos de nuestro proyecto no tenían por qué seguir los ritmos del mundo editorial. ¿Algo así como slow publishing–edición lenta–? Sí, eso.

lomitos pasto.jpg

Apostamos por la creación de una colección que se mantenga en el tiempo, que llegue a otros países y de la que puedan disfrutar varias generaciones.

En un clima donde la mayoría de las voces que oímos aseguran tener las respuestas y tener la descripción válida de la realidad, parece más urgente que nunca desarrollar el hábito de compartir nuestras incertidumbres.

Eso es parte de lo que tratamos de hacer, desde la literatura y desde la filosofía, en la serie de Wonder Ponder. Es lo que hemos hecho, con rigor y con juguetonería, en ¡Pellízcame!

Nos despedimos con una invitación, para aquellos que estéis en Madrid, a una de nuestras dos presentaciones esta semana. La primera presentación (dirigida a adultos) del nuevo título que tendrá lugar mañana miércoles 23 de mayo, a las 20 horas, en El Patio Coworking (Calle Pizarro, 24. 28004 Madrid). La segunda presentación, para familias, haremos una presentación el sábado 26 de mayo a las 12:30 de la mañana (en el caso de la presentación para familias, es necesario confirmar la asistencia en el correo electrónico info@wonderponderonline.com

Invitación Pellízcame_Adultos.png
Invitación Pellízcame_Infantil (1).png

¡Larga vida a ¡Pellízcame!!

¿Quieres saber más acerca de la serie de Filosofía visual de Wonder Ponder? Este vídeo de cinco preguntas con sus respuestas dura solo 9 minutos y lo cuenta TODO. Bueno, casi todo. 

Tic-tac, tic-tac. ¡Que ya llega! ¡Que ya llega ¡PELLÍZCAME! de imprenta!

Ellen Duthie

La semana que viene nos llegará ¡Pellízcame!, el cuarto título de la serie de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder, que explora e invita a explorar la realidad, la imaginación y los sueños. (Ver información sobre presentaciones al final de esta nota). 

Portada Pellízcame (1).png
Contra Pellízcame.png

¿Y si la vida fuera un sueño? ¿O un cuento? ¿O una gran ilusión?
¿Y si te pellizcas? ¿Acabarías con la duda?

 ¿Cómo sabemos que el mundo es como nos lo muestran nuestros sentidos y no de alguna otra manera (como lo ve una mosca o un perro, por ejemplo)?

 Si te pudieras conectar a una máquina que te hiciera sentir y vivir solo cosas buenas, ¿te conectarías para siempre?

 ¿Qué es real? ¿Qué no es tan real?
 Y tú, ¿qué piensas?

Nos morimos de ganas de mostrar un poco del interior, pero de momento solo podemos dar pistas. El marco de la portada anuncia todos los marcos que van dentro de la caja. Incluso las tarjetas para crear escenas propias, van enmarcadas: 

Crea tu propia escena rojo.png
Crea tu propia escena amarillo.png
Crea tu propia escena verde.png

Además de estas 3 escenas en blanco para que los lectores puedan convertirse también en autoras y autores del libro y hacer pensar a otras personas con sus dibujos, como en los tres títulos anteriores, ¡Pellízcame! incluye: 

♦       14 escenas cautivadoras y desestabilizantes para preguntarse y reflexionar sobre la realidad, la imaginación y los sueños.

♦       Una breve guía para acompañar la lectura de ¡Pellízcame!

♦       Un póster: en este caso un cómic para leer en voz alta en el que las coplas de ciego se encuentran con Sendak, con Winsor McCay y con alguno más por el camino: “Pequeño Remo en el Reino de Pellízcame”

♦       Propuestas de uso para wonderponderear a gusto.

¡Pellízcame! es un libro-juego presentado en una caja que invita a jugar y pensar sobre la realidad, la imaginación y los sueños de una forma que es a la vez seria y seriamente divertida.

El nuevo título, que se publicará la semana que viene, ofrece muchas oportunidades para los lectores más jóvenes y más mayores de explorar las diferencias entre lo que es "de verdad" y lo que es "de mentira", nuestros sentidos y los que nos dicen acerca del mundo, y para preguntarse si podríamos o no estar soñando. También contiene escenas que podrían provocar preguntas, diálogos y reflexiones sobre la realidad virtual, la ficción y la realidad, las noticias falsas y la representación en los selfies, de una manera que es al mismo tiempo cercana y desestabilizante, y siempre cautivadora.     

Parte de la serie Wonder Ponder, Filosofía visual para niños, ¡Pellízcame! está concebido para que l@s niñ@s puedan mirarlo y leerlo sol@s, acompañad@s, en grupo, en un contexto educativo, de juego o familiar.

TEMÁTICA:  realidad ·  imaginación ·  sueños ·   los cinco sentidos ·   percepción · ficción/realidad ·  de mentira/ de verdad  ·   fiabilidad de la información ·  filosofía para niños.

ACERCA DE LA SERIE WONDER PONDER DE FILOSOFÍA VISUAL PARA NIÑOS
Wonder Ponder acerca a sus lectores a algunas de las grandes preguntas de la filosofía de forma divertida y atractiva. Escenas curiosas y preguntas intrigantes invitan a la reflexión y al diálogo, estimulando el desarrollo de un pensamiento propio y facilitando la construcción de un mapa visual y conceptual del tema abordado en cada título.

BUENÍSIMA NOTICIA
Y acabamos con una magnífica noticia para la serie. ¡Pellizcame! viene muy bien acompañado, con la cuarta ¡cuarta! reimpresión de Mundo cruel, la tercera de Yo, persona y la tercera también de Lo que tú quieras.

cuatro cajas con pegatinas.jpg

PRESENTACIONES

Recordamos que habrá dos presentaciones, una dirigida a adultos y otra más a familias.

El 23 de mayo a las 20 horas en El Patio, Calle Pizarro 24 (local), de Madrid, será la fiesta-presentación para adultos. Evento en Facebook aquí

Invitación Pellízcame_Adultos.png

El sábado 26 de mayo a las 12:30 horas en El Patio, Calle Pizarro 24 (local), de Madrid, será la presentación para familias. Evento en Facebook aquí

Invitación Pellízcame_Infantil.png

¿Quieres más información sobre la serie de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder? Visita nuestra web.  

Lo que tú quieras, premio Banco del Libro a los Mejores Libros Infantiles de 2018

Ellen Duthie

Lqtq premio banco del libro.png

LO QUE TÚ QUIERAS, de la serie de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder, editada primero en España por Wonder Ponder y posteriormente en Argentina por Ediciones Iamiqué, recibe el premio Banco del Libro a los Mejores Libros Infantiles de 2018.

"¿Quién es la persona más libre que conoces?
Si supieras que nadie se iba a enterar nunca, ¿te portarías mal?
¿Puede todo el mundo hacer lo que le da la gana al mismo tiempo? ¿Y tú, qué piensas?" 

LO QUE TÚ QUIERAS invita a lectores de todas las edades a reflexionar sobre la libertad y sus distintos matices con humor, intriga, rigor y cuidado.

Aquí podéis ver un pequeño trailer del libro: 

Y aquí podéis ver la lista de ganadores. 

¡Qué alegría nos hemos llevado! 

Nace ¡ÁLBUM!, asociación que une a 22 editoriales independientes españolas, entre ellas, Wonder Ponder

Ellen Duthie

El pasado 12 de mayo, coincidiendo con el sexto aniversario del fallecimiento de uno de los padres del álbum ilustrado, Maurice Sendak, se presentó en el Café Comercial de Madrid, la asociación ¡ÁLBUM!,un colectivo que una a 22 editoriales independientes españolas, entre ellas Wonder Ponder, con el objetivo de promover el formato del álbum en la educación, en los medios de comunicación y en la sociedad. 

La Asociación ¡Álbum! está integrada por sellos que gozan de gran prestigio y han conseguido los más importantes reconocimientos internacionales como A Buen Paso, Babulinka, Carambuco, Coco Books, Corimbo, Cuatro Azules, Ekaré, Flamboyant, Juventud, Kókinos, Lata de Sal, Libre Albedrío, Libros del Zorro Rojo, Lóguez, Milrazones, Narval, NubeOcho, Pípala, Takatuka, Thule, Tres Tigres Tristes y Wonder Ponder.

¡Album! en twitter               ¡Álbum! en Facebook 

 Algunas de las novedades para la Feria del Libro de Madrid de las editoriales que conforman la asociación ¡ÁLBUM!. 

Algunas de las novedades para la Feria del Libro de Madrid de las editoriales que conforman la asociación ¡ÁLBUM!. 

Las editoriales que formamos parte de ¡ÁLBUM! representamos un amplio abanico de propuestas con fuerte identidad propia, pero los 22 sellos compartimos una misma visión del trabajo editorial, tanto desde el punto de vista de la  creación como de la producción. Hemos decidido unir fuerzas para emprender acciones conjuntas que consideramos necesarias para valorizar el libro álbum, convencidos de que lo que nos distancia es insignificante frente a la gran labor que podemos llegar a realizar si estamos unidos.

La producción global del grupo alcanzó en 2017 los 500 títulos y con nuestros catálogos llegamos a importantes mercados de América Latina y al de lectores en español de Estados Unidos.

Nuestros originales suelen tener vida en otras lenguas –se han publicado en más de 30 idiomas– y constituyen una parte fundamental de la oferta actual de las librerías. Están presentes en las selecciones realizadas por reconocidos especialistas destinadas a las importantes dotaciones de bibliotecas escolares de América Latina y en programas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para sus campañas de promoción de la lectura.

Propuestas
Desde la Asociación recién creada nos proponemos dirigir esfuerzos en varios ámbitos de actuación:

  • Incentivar el uso del libro álbum en la escuela e institutos como herramienta para la educación visual y literaria de niñas y niños, eje fundamental de su formación como personas críticas, libres y creativas.

  • Promover festivales sobre el formato en diversas ciudades españolas para acercarlo a niñas, niños, jóvenes, madres y padres. Para llevar a cabo las actividades programadas requiere del apoyo y complicidad de librerías, museos y bibliotecas.

  • Ampliar las fronteras geográficas y sociales del álbum: desde barrios o localidades con escasa oferta cultural hasta espacios de integración social como hospitales infantiles, centros cívicos, recintos penitenciarios, etc.

  • Aunar esfuerzos en la difusión internacional de autoras y autores (ilustradoras, ilustradores y escritoras y escritores) presentes en nuestros catálogos en ferias como la de Bolonia (Italia) y la de Guadalajara (México) y otros festivales y encuentros internacionales del sector.


    ¡ÁLBUM! ya trabaja en un calendario de acciones que se desarrollarán durante el segundo semestre de este año.

Actividad estrella: la Semana del Álbum
La acción planificada más importante para dar visibilidad y forma a los objetivos de la asociación es la Semana del Álbum. Para ello desde ¡ÁLBUM! invitaremos a librerías, bibliotecas, escuelas y otras instituciones a que se unan a otros prescriptores en la organización de charlas y encuentros con lectores.

Es un evento que se va a celebrar en varias ciudades (Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia, Zaragoza) y en algunas localidades asturianas en noviembre. La idea es consolidar lugares tradicionales de promoción de la lectura, abrir nuevos espacios y obtener impacto mediático. El formato de las actividades es diverso: talleres, encuentros, seminarios, cuentacuentos, presentaciones y otras  actividades lúdicas.

Una de las actividades más significativas de la Semana del Álbum es el Fórum ‘El Álbum en el Aula’, dirigido específicamente a maestros, formadores, bibliotecarios y mediadores. Entre sus objetivos está el de dotar a sus destinatarios de herramientas educativas y lúdicas para el uso del álbum como soporte de lectura integrador y participativo.
 

Premios y reconocimientos
Los catálogos de las 22 editoriales que integramos la Asociación gozan de un gran reconocimiento. Prueba de ello son los numerosos galardones recibidos entre los que destacan los siguientes: Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial del Ministerio de Cultura; Premios Kirico; Premios Ragazzi de la Feria de Bolonia; Premios BOP de Bologna a la mejor labor editorial; IBBY Honour List; White Ravens (Jugendbibliothek de Múnich); Premios de la Fundación Cuatrogatos; Premios Caldecott; Premios Kate Greenaway; reconocimientos de la lista de los mejores libros del New York Times; y más de un centenar de títulos presentes en Los mejores del Banco del Libro. A todos ellos se suman otros como: Unesco a la Tolerancia, Prix Sorcières, Visual, Premio de las Librerías de Madrid, Premi Llibreter, Atrapallibres, Junceda y Serra d’Or.

Apostamos por la promoción de nuevas voces contemporáneas que proponen una visión personal y actual del mundo que nos rodea, tanto desde la ilustración como desde la narración. También ofrecen a los lectores obras clásicas y universalmente reconocidas. Por ello, en el catálogo de las editoriales de la asociación, es fácil encontrar obras de ganadores del premio Hans Christian Andersen, del Premio Nacional de Ilustración y varios premios Nobel.

Un mercado complejo
Desde ¡ÁLBUM! consideramos la escasa visibilidad del libro álbum en medios generalistas una de las principales asignaturas pendientes. Deseamos que la labor que se realiza en el ámbito cultural de bibliotecas, librerías y escuelas no solo reciba atención por parte de medios de comunicación especializados, en su gran mayoría digitales. Los 22 sellos iniciamos nuestra andadura juntos para que no solo se hable de nuestros libros en fechas puntuales como en las listas de recomendaciones por Navidad, al inicio del curso escolar o ante la llegada de las vacaciones de verano, en el mejor de los casos.

Por otra parte, ante la complejidad del funcionamiento de los canales de distribución y la presión que reciben los puntos de venta ante la frenética rotación de la novedad en un mercado del libro dominado por los grandes grupos editoriales, desde ¡ÁLBUM! defendemos la perdurabilidad de nuestras publicaciones siendo historias que acompañan a niñas y niños desde que adquieren el hábito lector y pasan de unas generaciones a otras.

Antecedentes de ¡ÁLBUM!
Los orígenes de la Asociación datan de 2017, año en que se crea Àlbum Barcelona. Estaba integrada por 12 editoriales de libro álbum barcelonesas que, entre otros eventos, organizó la Setmana de l’Àlbum. Este festival consistió en la realización de más de 100 actividades en 20 bibliotecas, 30 librerías, más de 40 escritores, talleristas e ilustradores con gran asistencia de público y repercusión mediática.

Contacto prensa: prensa@webdelalbum.org

¿Cómo se escudriña la realidad? Con la novedad de Filosofía visual para niños y no tan niños de Wonder Ponder

Ellen Duthie

 Ilustración de Daniela Martagón

Ilustración de Daniela Martagón

¡Pellízcame! , el nuevo título de la serie de Filosofía visual para todas las edades de Wonder Ponder que saldrá en mayo, invitará a explorar la realidad. ¿Toda la realidad? ¡Toda la que se pueda y todo lo que se pueda!

NOVEDAD PARA MAYO 2018.

¡Ya va quedando menos! El nuevo título de la serie Wonder Ponder de Filosofía visual para niños, ¡Pellízcame! saldrá en mayo de 2018. Aún no podemos mostraros la portada, pero este boceto de Daniela Martagón da alguna pista... ¡Qué emoción!


¡PELLÍZCAME!

¿Y si la vida fuera un sueño? ¿O un cuento? ¿O una gran ilusión?
¿Y si te pellizcas? ¿Acabarías con la duda?

 ¿Cómo sabemos que el mundo es como nos lo muestran nuestros sentidos y no de alguna otra manera (como lo ve una mosca o un perro, por ejemplo)?

 ¿Los cuentos son mentira? ¿Las fotos pueden engañar? ¿Hay testigos más fiables que otros?

 Si te pudieras conectar a una máquina que te hiciera sentir y vivir solo cosas buenas, ¿te conectarías para siempre?

 ¿Qué es real? ¿Qué no es tan real?
 Y tú, ¿qué piensas?

¡Pellízcame! es un libro-juego presentado en una caja que invita a jugar y pensar sobre la realidad, la imaginación y los sueños de una forma que es a la vez seria y seriamente divertida.

El nuevo título, que se publicará a finales de mayo, ofrece muchas oportunidades para los lectores más jóvenes y más mayores de explorar las diferencias entre lo que es "de verdad" y lo que es "de mentira", nuestros sentidos y los que nos dicen acerca del mundo, y para preguntarse si podríamos o no estar soñando. También contiene escenas que podrían detonar preguntas, diálogos y reflexiones sobre la realidad virtual, la ficción y la realidad, las noticias falsas y la representación en los selfies, de una manera que es al mismo tiempo cercana y desestabilizante, y siempre cautivadora.     

Parte de la serie Wonder Ponder, Filosofía visual para niños, ¡Pellízcame! está concebido para que l@s niñ@s puedan mirarlo y leerlo sol@s, acompañad@s, en grupo, en un contexto educativo, de juego o familiar.

TEMÁTICArealidad ·  imaginación ·  sueños ·   los cinco sentidos ·   percepción · ficción/realidad ·  de mentira/ de verdad  ·   fiabilidad de la información ·  filosofía para niños.

CONTENIDO:
· 14 láminas con escenas ilustradas.
· Más de 100 preguntas formuladas cuidadosamente para suscitar una reflexión rica y bien orientada sin dirigirla a ninguna conclusión predeterminada.
· 3 láminas libres que invitan a dibujar escenas filosóficas y a plantear preguntas propias.
· Breve guía para niños y adultos.
· Propuestas de uso
· Póster temático Wonder Ponder (A3). 

ACERCA DE LA SERIE WONDER PONDER DE FILOSOFÍA VISUAL PARA NIÑOS
Wonder Ponder acerca a sus lectores a algunas de las grandes preguntas de la filosofía de forma divertida y atractiva. Escenas curiosas y preguntas intrigantes invitan a la reflexión y al diálogo, estimulando el desarrollo de un pensamiento propio y facilitando la construcción de un mapa visual y conceptual del tema abordado en cada título.

¿Quieres más información sobre la serie de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder? Visita nuestra web.  

¿Y si la vida fuera un sueño? ¿O un cuento? ¿O una gran ilusión? El nuevo título de Filosofía visual para niños explorará la realidad, la imaginación y los sueños

Ellen Duthie

Pellizcame title image.jpg

NOVEDAD PARA MAYO 2018.

¡Ya va quedando menos! El nuevo título de la serie Wonder Ponder de Filosofía visual para niños, ¡Pellízcame! saldrá en mayo de 2018. Aún no podemos mostraros la portada, pero la imagen de arriba es un zoom del título y de las autoras en la portada. ¡Qué emoción!

¡PELLÍZCAME!

¿Y si la vida fuera un sueño? ¿O un cuento? ¿O una gran ilusión?
¿Y si te pellizcas? ¿Acabarías con la duda?

 ¿Cómo sabemos que el mundo es como nos lo muestran nuestros sentidos y no de alguna otra manera (como lo ve una mosca o un perro, por ejemplo)?

 ¿Los cuentos son mentira? ¿Las fotos pueden engañar? ¿Hay testigos más fiables que otros?

 Si te pudieras conectar a una máquina que te hiciera sentir y vivir solo cosas buenas, ¿te conectarías para siempre?

 ¿Qué es real? ¿Qué no es tan real?
 Y tú, ¿qué piensas?

¡Pellízcame! es un libro-juego presentado en una caja que invita a jugar y pensar sobre la realidad, la imaginación y los sueños de una forma que es a la vez seria y seriamente divertida.

El nuevo título ofrece muchas oportunidades para los lectores más jóvenes y más mayores de explorar las diferencias entre lo que es "de verdad" y lo que es "de mentira", nuestros sentidos y los que nos dicen acerca del mundo, y para preguntarse si podríamos o no estar soñando. También contiene escenas que podrían detonar preguntas, diálogos y reflexiones sobre la realidad virtual, la ficción y la realidad, las noticias falsas y la representación en los selfies, de una manera que es al mismo tiempo cercana y desestabilizante, y siempre cautivadora.     

Parte de la serie Wonder Ponder, Filosofía visual para niños, ¡Pellízcame! está concebido para que l@s niñ@s puedan mirarlo y leerlo sol@s, acompañad@s, en grupo, en un contexto educativo, de juego o familiar.

TEMÁTICArealidad ·  imaginación ·  sueños ·   los cinco sentidos ·   percepción · ficción/realidad ·  de mentira/ de verdad  ·   fiabilidad de la información ·  filosofía para niños.

CONTENIDO:
· 14 láminas con escenas ilustradas.
· Más de 100 preguntas formuladas cuidadosamente para suscitar una reflexión rica y bien orientada sin dirigirla a ninguna conclusión predeterminada.
· 3 láminas libres que invitan a dibujar escenas filosóficas y a plantear preguntas propias.
· Breve guía para niños y adultos.
· Propuestas de uso
· Póster temático Wonder Ponder (A3). 

ACERCA DE LA SERIE WONDER PONDER DE FILOSOFÍA VISUAL PARA NIÑOS
Wonder Ponder acerca a sus lectores a algunas de las grandes preguntas de la filosofía de forma divertida y atractiva. Escenas curiosas y preguntas intrigantes invitan a la reflexión y al diálogo, estimulando el desarrollo de un pensamiento propio y facilitando la construcción de un mapa visual y conceptual del tema abordado en cada título.

¿Quieres más información sobre la serie de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder? Visita nuestra web.  

Distribución de los títulos de Wonder Ponder

Ellen Duthie

Petra distribuidora.jpg

A partir del 1 de abril, la distribución de los títulos de Wonder Ponder en España cambiará a Distribuciones Feran. 

Después de tres años y medio de una relación estupenda con Libri e Altro, con cuyo responsable, Roberto Masi, nos une, además de una relación laboral, una relación de estrecha amistad, nuestros planes para esta siguiente fase requieren dar un salto a nivel de almacén y distribución que Distribuciones Feran nos va a facilitar. 

Cuando lanzamos Wonder Ponder en noviembre de 2014, optamos por confiar a Libri e Altro nuestra distribución porque sabíamos que necesitábamos una atención personalizada y volcada de una manera que no sería fácil conseguir en una distribuidora de mayor tamaño.

Junto a Roberto, trazamos un plan arriesgado de distribución, basado en la venta en firme ("¡estáis locas!" nos decían). Gracias al trabajo y esfuerzo conjunto, logramos que nos aceptaran estas condiciones un número considerable de librerías, lo que nos permitió en estos primeros años, no estar sometidas a la crueldad despiadada (es un decir) del mercado. Ha sido un placer trabajar con Libri e Altro y con Roberto, que, aunque no sea padre de Wonder Ponder, sí que ha sido y seguirá siendo siempre un tío muy querido. Gracias por todo, Roberto.

logo-60-aniversario.png

Empezamos esta nueva etapa con Feran con mucha ilusión también. Estamos seguras de que van a ser unos compañeros de juego cómplices y entusiastas en esta nueva fase para Wonder Ponder, de la que ya os iremos informando.  

Aprovechamos para contaros que a finales de mayo estará disponible un nuevo título (el cuarto) de la colección de Filosofía visual para niños: ¡Pellízcame! (sobre realidad, imaginación y sueño). 

Al mismo tiempo se reimprimirán todos los títulos anteriores, que van camino de agotarse: será la 4ª edición de Mundo Cruel, la 3ª de Yo, Persona, la 3ª de Lo que tu quieras y las segundas de los mismos títulos en inglés. 

Mientras tanto, si tenéis alguna duda sobre el cambio de distribución, podéis contactar con Roberto (info@libriealtro.com) de Libri e Altro para cuestiones pendientes, y con Miguel León (mleon@feran.es) de Distribuciones Feran para mayor información. 

 

¡Wonder Ponder, Premio fem.talent 2018, en la categoría de Innovación!

Ellen Duthie

¡Hemos ganadoooo! Wonder Ponder, premio Fem Talent 2018, en la categoría de Innovación.

Captura de pantalla 2018-03-09 15.03.17.png
retratos de las tres fem talent.jpg

Nos hacen especial ilusión dos cosas. 

1. El día después del 8M de 2018, histórico en España, el hecho de que sea un premio que se otorga en reconocimiento a un proyecto (Wonder Ponder) iniciado, desarrollado e impulsado por tres mujeres, como parte de otro proyecto (fem.talent) que busca promover la igualdad de oportunidades y la gestión del talento femenino en la economía y en el conocimiento, resulta especialmente estimulante. 

2. Nos da mucha alegría que en la categoría de Innovación de un premio otorgado por la Red de Parques Científicos y Tecnológicos de Cataluña, se premie la innovación de un proyecto cultural, literario, filosófico y tan analógico como el nuestro. Esto es verdaderamente inusual y urgente que se repita más a menudo en otras esferas y otros foros. La innovación, la tecnología incluso, no se encuentra únicamente en la industria tecnológica. Gracias por alzar la vista y mirar más allá. 

Por pensar en nosotras, por premiarnos y por organizar estos premios, ¡gracias, Fem Talent, y todas las asociaciones que la forman, de parte del equipo de Wonder Ponder, filosofía visual para niñas y niños!

Y enhorabuena también a Noies al Lab y Hola Luz, con quien ha sido un honor compartir categoría, y a todas las demás ganadoras. 

Por ultimo, mil gracias a Anna Juan Cantavella, por recoger este premio en nuestro nombre. ¡Gracias, Anna, por representarnos tan bien!

Ellen Duthie: “Estamos acostumbrados a una literatura en la que se reproduce una versión moderna de los diez mandamientos: debes ser tolerante, debes ser empático, debes reciclar, etc.”

Ellen Duthie

Compartimos una versión en español de esta entrevista realizada en portugués por Dani Gutfreund en Lugar de Ler a nuestra autora Ellen Duthie, unos meses después de la publicación en Brasil de Mundo cruel, en la colección Boitatá de la editorial Boitempo

La entrevistadora, Dani Gutfreund, además de ser una de las tres personas responsables de Lugar de Ler, es la traductora de la versión portuguesa de Mundo cruel. Dani es especialista en Pedagogía, Literatura y Traducción. Ha sido profesora y editora. Actualmente colabora como editora en Livros da Matriz. Es autora de Olha lá a Ana!, publicado en 2015 por MOVpalavras.

Reproducimos a continuación en español la entrevista larga y pausada que le hizo a nuestra autora Ellen Duthie. Es de esas entrevistas para leer con tranquilidad y con gusto. 

ENTREVISTA CON ELLEN DUTHIE

Por Dani Gutfreund

Para Ellen Duthie, filosofía es rebeldía. Es cuestionar certezas, dadas o construidas, a partir de nuestra experiencia. Filosofía es juego y por tanto cosa seria: para pensar filosóficamente hemos de tener la certeza de que disponemos de todas las piezas, para descubrir cómo y en qué momento encajan, si pueden colocarse en diferentes posiciones o si deben guardarse para otro momento. La filosofía es también búsqueda y fuente de sentido ante la extrañeza de la vida, los misterios del mundo y las contradicciones que nos componen. Wonder Ponder es eso: dejar que el asombro y la maravilla abran camino a la reflexión. Concebido por Ellen y desarrollado junto a la ilustradora Daniela Martagón, Wonder Ponder es un proyecto de Filosofía visual para niños, que dio origen a una serie de libros-juego. Mundo Cruel ‒ lanzado en España en inglés y en español en 2014 y en Brasil, en la colección Boitatá de Boitempo en 2017 ‒ es el primer volumen de la serie. En esta entrevista, Ellen cuenta un poco más sobre el proyecto y sobre su trayectoria en los mundos de la filosofía y de la literatura, sus mayores pasiones.

Lugardeler   Ellen Duthie   wonder ponder (6).png
“La filosofía nos prepara para estar en el mundo de una forma activa, indagadora y responsable.” 

Lugar de Leer (LdL): Asombrarse y preguntarse (Wonder) y reflexionar (Ponder) en casa y en la escuela, en cualquier lugar y siempre. Me gusta pensar que toda conversación comienza a partir de una pregunta, explícita o no; la conversación se inicia a partir de una invitación a la interlocución. Así, partimos de algunas preguntas iniciales, explorando un poco el terreno. ¿Qué es una pregunta filosófica?

Ellen Duthie (ED): Esta pregunta es una de esas preguntas con la que no es fácil saber qué hacer. La podemos responder como si fuera fácil, en unas líneas.

Para ello, podemos optar por un enfoque temático: las preguntas filosóficas son preguntas sobre el mundo en el que vivimos y sobre nuestro lugar en el mundo en el que vivimos, que tratan a menudo sobre el sentido, la verdad, el valor, el conocimiento y la realidad.

O podemos hablar sobre el tipo de respuesta que exigen: una pregunta filosófica es una pregunta cuya naturaleza conduce a explorar todas las posibles respuestas en lugar de buscar la respuesta correcta, entre otras cosas porque entendemos que para responderlas no podemos recurrir a un experto para que nos la resuelva y darlas por zanjadas. Son preguntas cuyas respuestas estarían abiertas siempre al desacuerdo razonado.

Pero me aventuro a decir que ninguna de las dos respuestas, ni siquiera las dos juntas, te dejarán, como preguntadora de la pregunta ¿Qué es una pregunta filosófica?, completamente satisfecha.

El caso es que muchas preguntas con aspecto filosófico no son en absoluto filosóficas y, al contrario, muchas preguntas con aspecto absolutamente inocente resultan ser netamente filosóficas. Más que hablar de preguntas filosóficas y no filosóficas, a veces es interesante hablar de preguntas realizadas con actitud o mirada filosófica, que nacen de un interés por la exploración filosófica.

Te contaré un juego que suelo hacer con niños y adultos. Preparo un bote lleno de papeles. En cada papel hay escrita una pregunta. Entre las preguntas hay algunas científicas, otras filosóficas y otras que no son más que tonterías, pero nos sirven para reírnos. Al sacar una pregunta del bote y tras leerla en voz alta, debemos decidir si es “filosofía, ciencia o tontería” y colocarla en el montoncito correspondiente.  Es útil para ir desarrollando un sentido de lo que es una pregunta filosófica y de lo que no lo es tanto. Una pregunta filosófica puede ser más fácil de reconocer que de definir.

LdL: ¿Por qué y para qué hablar de filosofía con los niños? 

ED: Desde las más tempranas edades, los seres humanos preguntamos y reflexionamos sobre el mundo y si se nos permite (si no se nos corta, si no se nos dice que ahora no es el momento, si se nos tiene en cuenta como interlocutores) a menudo lo hacemos de forma persistente y profunda. Muchas de las preguntas y preocupaciones de las personas pequeñas tienen un componente filosófico. Reconocer sus preguntas individuales como preguntas que compartimos todos los seres humanos, que necesitamos explorar juntos, es importante como parte de un reconocimiento de nuestra humanidad común y de su condición de interlocutores válidos. Uno de los lugares naturales desde el que efectuar este reconocimiento es la filosofía (entendida como actividad). 

Ese sería uno de los porqués. En cuanto al para qué, habría varios, pero uno es la necesidad de establecer espacios y tiempos para pararse a mirar y pararse a pensar (para niños ¡y para adultos!). La filosofía invita a preguntarse sobre el mundo y sobre uno mismo con actitud exigente, a hacerse preguntas con rigor, desde un punto de vista y desde el contrario, pensar en respuestas y ver si se sostienen, habituarse a exigir coherencia en los argumentos de los demás y en los nuestros propios. En definitiva, la filosofía “entrena” para estar en el mundo de una forma activa, observadora, indagadora y responsable. Filosofía para niños para esto, por ejemplo, que no es poco. 

LdL: ¿Por qué filosofía visual?

ED: Nos interesaba crear un estímulo que fuera rápido y también, en el momento en el que surgió, trabajando con niños de 4 años, que fuera apto para prelectores. De ahí lo visual. Nos interesaba que fuera lo más inmediato posible, en el sentido literal de “no mediado”, porque nos interesaba intervenir menos en el proceso de cuestionamiento y de juicio y reflexión inicial por parte de los lectores. Es interesante lo que ocurre cuando se permite que todo se construya en la mente del lector en lugar de ofrecérsele mediante palabras de las autoras. Es diferente cuando el lector debe construir y poner en palabras lo que le hace pensar una imagen que cuando debe reaccionar ante las palabras de un autor.

LdL: ¿Cómo podemos problematizar pensamientos mecánicos y pasar a entender las cosas que son, cómo son y por qué son? 

ED: Uno de los modos es aprender y habituarse a preguntar, convertirnos en preguntadores expertos. Así, cuando nos topamos con una pregunta realizada desde un ángulo, queremos ver de inmediato el aspecto de esa pregunta desde otro ángulo. Querremos exigirnos a nosotros mismos y exigir a los demás ir más allá de lo mecánico y rascar. Los pensamientos mecánicos son rápidos en aparecer, pero son muy fáciles de desestabilizar con poco que se rasque. Simplemente sentarse a examinar nuestros pensamientos mecánicos y analizar en qué medida están fundamentados y en qué medida no, es decir, hacer explícito el ejercicio de problematización, enseguida abre el camino para desestabilizar o incluso derrumbar mecanicismos y empezar de nuevo. Con buenas preguntas, no hay lugar para los pensamientos mecánicos. Si todo lo que salen son pensamientos mecánicos es que están fallando las preguntas.  

LdL: Al leer las preguntas, en un primer momento, hay una sensación de que no hay salida: siento como si todo se pusiera en juego -las acciones o situaciones más cotidianas- y se dijese “pues sí, hace falta pensar en eso también". Y hace que empecemos a mirar las cosas con otros ojos. El juego propicia el pensamiento filosófico, hace que cuestionemos nuestras convicciones, creencias, el sentido común, lo aceptado y lo construido. Hace que cambiemos de lugar, que nos coloquemos en otros roles, que pensemos como otro, en el lugar del otro, a partir de lo que el otro ve. Además, nos obliga a salir del marasmo de la aceptación y hace que queramos y necesitemos entender: la filosofía es una búsqueda, una investigación por el origen y sentido de las cosas. ¿De dónde viene todo lo que pienso, siento, soy ...? Y esa aproximación al mundo y a nosotros mismos nos permite una mirada genuina, y posiblemente más generosa, al mundo y a cada una de las cosas. ¿Podrías contar un poco de tu trayectoria, de cómo llegaste a escribir y filosofar con niños?

ED: Para contarlo, tengo que empezar por la literatura. Mi interés por la literatura infantil no ha cesado nunca. Es decir, en ningún momento de mi infancia decidí que ya era mayor para la literatura infantil. Cuando empecé a leer libros para adultos (que empecé pronto, en torno a los once años), lo seguí combinando siempre con relecturas de libros infantiles y lecturas de libros infantiles nuevos -y así hasta hoy. En un momento determinado, también durante la universidad, empecé a escribir literatura infantil (novela, poesía, cuentos cortos, obritas de teatro -nada publicable pero todo muy aprovechable como aprendizaje). Al terminar la licenciatura en filosofía una de las primeras cosas que me dispuse a hacer, con arrogancia de juventud, fue escribir una introducción a la filosofía para niños. Lo intenté con diversos enfoques, pero ninguno me convenció. Lo curioso, al mirar ahora algunos de esos primeros esfuerzos, es que todos eran también proyectos de literatura y que algunos de los elementos que han aparecido en este proyecto de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder estaban ya en esos primeros intentos.

En los siguientes años, y gracias a diversas oportunidades de trabajar con niños en distintos contextos, fui probando diferentes enfoques de acercar la filosofía a niños también desde la práctica. Empecé a usar literatura sin pensarlo demasiado, simplemente me pareció natural esa conexión. Poco a poco, fui desarrollando un criterio de qué libros funcionaban mejor como detonante y enganche para el diálogo, y fui pensando también en los mecanismos que entraban en juego en distintas obras literarias que activaban la reflexión, la pregunta, el cuestionamiento. Comencé a leer también teoría y práctica de otras personas en todo el mundo que hacen filosofía con niños: el americano Matthew Lipman (el pionero en este campo, fundador y desarrollador de lo que se conoce como el Programa de Filosofía para Niños), el francés Óscar Brenifier, el argentino afincado en Brasil Walter Kohan, Karin Murris y Joanna Hayes, entre otros muchos y a “dialogar” con sus textos en mi propia práctica y reflexión.

Una de las cosas que siempre estuvieron presentes desde el inicio de esta trayectoria es la idea de Filosofía como juego: como juego de construcción pero antes que nada como juego de desestabilización.

Es este juego de desestabilización que provoca esa sensación de estar atrapados que mencionas. Si no sientes que una pregunta filosófica te atrapa es que no está bien formulada. ¡Todas hacen precisamente eso! Atrapan, no se las puede quitar una de encima con facilidad. Son persistentes como las moscas. Te dicen: “¡Eh, tú! ¡Sí, tú! Que aunque no lo creas esto va contigo también, no te creas que te vas a librar.”

El proyecto Wonder Ponder

 Imágenes de la edición brasileña de Mundo cruel (Boitempo, 2017)

Imágenes de la edición brasileña de Mundo cruel (Boitempo, 2017)

“Estamos acostumbrados a una educación ética y a una literatura cada vez más al servicio de una supuesta "educación en valores". en lugar de invitar a la reflexión, se reproduce una versión moderna de los diez mandamientos: debes ser tolerante, debes ser empático, debes reciclar, etc.”

LdL: ¿Podrías contar la historia de Wonder Ponder?

ED: Hace unos veinte años, cuando estaba acabando la licenciatura en la Universidad de Edimburgo, empecé a interesarme en la práctica de la filosofía con niños. Hace unos diez, empecé a desarrollar materiales propios con vistas a despertar el interés filosófico en niños, siempre con una estrecha vinculación a la literatura infantil, mi otro gran campo de interés.

En uno de mis proyectos educativos y de investigación en torno a la literatura infantil y a la filosofía con niños, Filosofía a la de tres, está el origen de Wonder Ponder.

En Filosofía a la de tres, mantenía una sesión de diálogo filosófico con una clase de niños de educación infantil (de tres a cinco años) de un colegio público de Madrid cada dos semanas. Normalmente solía usar álbumes ilustrados, aunque también otro tipo de estímulos: a veces estímulos sensoriales (ruidos, experiencias táctiles), a veces simplemente una palabra o combinaciones de palabras, otras veces fotografías y otros experimentos.

Pero para ciertos temas encontraba una escasez de material y sobre todo sentía que el material que había no siempre cubría todos los matices de la cuestión que quería tratar.

Había un tema que había observado que atraía especialmente a los niños de estas edades y les preocupaba o interesaba, el tema de la crueldad. En este momento ya tenían cuatro años. La crueldad es muy cercana a los niños en edad de preescolar, tanto como “agresores” y “víctimas” como “testigos”. Pero no encontraba estímulos que le ayudaran a tratarlo como buscaba.

Entonces en mi mente se fue formando una idea: una serie de escenas que mostraran distintos tipos, distintas perspectivas y distintos matices de la crueldad. Algunas eran muy generales: una escena de castigo. Y otras muy específicas: una niña matando un bicho queriendo. Realmente lo que buscaba eran narraciones mínimas. Cada escena debía funcionar casi como un cuento, con personajes, con un posible antes, con un posible después. Lo más parecido que se me ocurría a poder usar diez cuentos a la vez y así abordar el tema desde ángulos diferentes.

Primero pensé en dibujar yo las escenas, pero no confiaba demasiado en mis dotes artísticas, y ahí fue cuando tuve la felicísima ocurrencia de comentárselo a Daniela Martagón, a quien había conocido en un seminario sobre literatura infantil. Comenté a Daniela mi frustración por no poder plasmar en imágenes los diferentes matices que le gustaría tratar con los niños. Unas imágenes que provocasen preguntas, dudas y cuestionamientos acerca de qué es y qué no es cruel. Que despertasen la curiosidad y que abordaran las diferentes perspectivas desde las que pensar en ello. A Daniela le encantó la idea. El tema de la crueldad le gustaba especialmente como ilustradora, porque exigía un buen reto: implicar verdaderamente a los niños en algo que es extrañamente incómodo y reprobable, pero a la vez fascinante y, al hacerlo, evitar a toda costa un tinte moralista. Me pidió una descripción de las escenas para desarrollarlas en ilustraciones.

Cuando vi las imágenes que había preparado Daniela a partir de mis descripciones e indicaciones, con sus fantásticos añadidos y exploraciones propias, supe que, además de haber encontrado una maravillosa compañera de juegos, había dado con algo muy valioso. Y cuando las usé por primera vez en el aula, comprendí en qué medida era un enfoque innovador. La inmediatez del enganche de los niños con el material era poco usual. Era suficiente con alzar la imagen y, sin decir nada, ellos iniciaban el proceso. Primero, intentando descifrar la imagen, describiéndola y luego intentando explicar la imagen, preguntando por qué estaba pasando lo que estaba pasando. Sin mediación, con frecuencia pasaban también a juzgar la acción que veían en la escena como reprobable o no. Solo entonces debía intervenir yo como mediadora y facilitar y ordenar el diálogo. Pero me llamó la atención esa implicación sin mediar -INMEDIATA– desde el inicio.

Posteriormente, cuando enseñamos a nuestra amiga en común, Raquel Martínez, editora, el trabajo que habíamos hecho para el aula, ella quiso sumarse al proyecto. Raquel pensó que allí había algo, que no solo era una excelente forma de plantear la filosofía con niños en un aula, sino que podía trasladarse a un soporte que llegara a muchos otros niños, que pudiera leerse individualmente pero también en compañía, tanto la formal de una escuela como la familiar y casera.

Tomamos la decisión de editarlo y de hacerlo nosotras mismas (en lugar de seguir el cauce normal y enviarlo a una editorial) para poder jugar, investigar y atrevernos a probar.

Un año después, en noviembre de 2014, se publicó en España Mundo cruel (una invitación a reflexionar sobre la crueldad) y su versión en inglés, Cruelty Bites. Tres años más tarde, los derechos de Mundo cruel se han vendido a Corea del Sur, Argentina, Chile y Uruguay, México y Colombia, Brasil y Alemania.

LdL: Es curioso que el Mundo Cruel sea el primer volumen de la colección. Pensar la crueldad, hoy, me parece esencial. En un tiempo en que tanto se habla de empatía y de tolerancia, vemos un creciente individualismo narcisista y, en la imposibilidad de ver, de hecho, al otro, una gran intolerancia, falta de empatía, de respeto, sin olvidar la violencia y la agresividad, sentimientos más primitivos, que dan lugar a menudo a la crueldad. Si yo puedo hacer todo, ¿qué puede hacer el otro? La mirada al otro, escuchar, poder ponerse en su lugar, exige que el yo se desplace, dé espacio y escuche, para que lo que viene del otro, después de asentarse y acomodarse, empujando por allá, tirando por aquí, combinándose o contraponiéndose a lo que del yo era inmutable -entonces o aún ahora-, pueda presentarse ahora, nuevo. ¿Podrías comentar esto? 

ED: Mundo cruel fue el primero de la colección porque fue el primero que hicimos. En este sentido, no hubo una decisión editorial consciente de crear un libro sobre la crueldad para lanzar una colección. Hay que recordar que no nació como fruto de una decisión editorial, sino como fruto de una necesidad concreta en un aula.

Es cierto que una vez que decidimos editarlo y plantearlo como el inicio de una colección, hubo bastante gente que nos sugirió que empezáramos quizás con un tema más “suave”, que comercialmente podría ser más aconsejable arrancar con algo menos chocante. Pero decidimos no hacer caso de la advertencia y seguir adelante y hay que decir, pensándolo ahora, que fue todo un acierto. Llamó la atención a los medios de comunicación en España de una manera que no creemos que hubiera ocurrido si hubiéramos arrancado, por ejemplo, con uno de los dos títulos posteriores (Yo, persona- sobre la identidad- o Lo que tú quieras, sobre la libertad).

Lo primero es que tiene algo de chocante plantear un abordaje de la crueldad en una época donde se tiende a la sobreprotección de los niños. Al mismo tiempo, pensamos que esencial hablar y reflexionar sobre crueldad con niños porque es importante en su educación ética: se percibe también como un tema “necesario”. Pero estamos acostumbrados a una educación ética y a una literatura cada vez más al servicio de una supuesta “educación en valores” que en lugar de invitar a la reflexión, reproduce una versión moderna de los diez mandamientos: debes ser tolerante, debes ser empático, debes reciclar. Mundo cruel evita emitir mandamiento alguno. Simplemente te obliga mediante las preguntas y las imágenes a ponerte en diversos lugares y alguno de esos lugares se parecerá al tuyo y otros se parecerá al lugar del otro. Te obliga a hacer ese ejercicio que muchas veces no somos capaces de hacer en la vida real. Te sacude, te saca de tu zona de confort. Y, de nuevo, nos puede resultar incómodo.

Aparece de nuevo esa desestabilización de la que hablábamos antes.

Lugardeler   Ellen Duthie   wonder ponder (2).png

 

LdL: Y al hilo de la conversación, parece natural el nacimiento de los otros dos proyectos: Yo, persona y Lo que tú quieras. ¿Podrías contar un poco sobre cómo nació la idea y la historia de cada uno de ellos, en caso de que sea diferente? ¿Tenéis idea de emprender otros proyectos?

ED: Cuando decidimos editar Mundo cruel, trazamos un plan de edición para el caso de que todo fuera bien y las ventas nos permitiesen seguir adelante con el proyecto. Ese plan incluía seis títulos para la serie de Filosofía visual para niños. Tras Mundo cruel, llegaron Yo, persona (sobre dos preguntas cortas pero muy grandes: ¿qué soy? Y ¿quién soy?) y Lo que tú quieras (sobre la libertad). Ahora mismo estamos trabajando en Pellízcame (sobre realidad, imaginación y suelo) que, si todo va bien, se publicará en unos meses. Quedarían, para completar esa serie inicial de seis, dos más: ¿Será posible? (sobre la posibilidad e imposibilidad) y Pero ¿para qué? (sobre la felicidad y el sentido de la vida). También estamos trabajando en otros proyectos, entre ellos una idea para una serie para niños muy pequeños, sin texto ninguno, y algunas cosas más que aún es pronto anunciar. Hemos tenido también una experiencia de llevar la Filosofía visual al museo, y esto es algo que nos interesa mucho explorar en el futuro.

Para Yo, persona y Lo que tú quieras procedimos de forma parecida a Mundo cruel, excepto que fue ligeramente más rápido porque ya conocíamos el proceso.  En Yo, persona (el título es un guiño a Yo, robot, de Asimov, habíamos hecho ya diversos talleres con niños de edades muy diferentes y teníamos mucho material sobre la identidad, muchos audios con diálogos y muchas preguntas interesantes para explorar, pero tardamos un tiempo en decidir jugar en toda la caja con el concepto de robot frente al concepto de persona. Esto nos permitió dar coherencia y cierta unidad en todo el título, aunque las cuestiones que se abordan dentro del concepto de identidad son muy variadas. En Lo que tú quieras (el título en este caso es una referencia a la definición más habitual de “libertad” cuando se pregunta a personas jóvenes: hacer “lo que tú quieras”) también teníamos mucho material de observación y diálogo con personas de todas las edades y, como en los demás títulos, lo basamos en las preocupaciones más habituales con respecto a la libertad que expresan los niños de distintas edades. Los dos títulos han sido muy bien recibidos también en España y se empiezan a editar en otros territorios (Corea del Sur y Argentina).  

LdL: Las escenas son muy elaboradas, con imágenes simples, pero muy expresivas. ¿Podrías hablar un poco sobre el proceso de creación, producción y composición del material? 

ED: Es un proceso muy lento. El trabajo parte siempre de la observación de los niños. ¿Qué interesa a los niños? ¿Qué quieren saber? ¿Qué necesitan definir? Cuando damos con un núcleo temático que creemos que puede conectar con ellos, primero me hago yo un mapa conceptual del tema, un poco como la guía que incluimos en las cajas. Un mapa de preguntas divididas por conceptos o ideas básicas dentro de cada gran núcleo temático. Luego nos preguntamos: ¿Cómo se relacionan los niños de determinada edad con ese conjunto de preguntas? ¿Qué les interesa, qué les mueve, qué les toca, qué es relevante para ellos? Partiendo de esta observación, pienso en una serie de escenas que puedan conectar con esos intereses o, a veces, si no se me ocurren escenas concretas, en un grupo de preguntas que querría suscitar con una escena. Paso estas descripciones de escenas y agrupaciones de preguntas a la coautora, la ilustradora Daniela Martagón, que las plasma si le convencen o descarta si no las ve, inventa otras y me las devuelve. Juntas miramos si la idea o la intención se ha plasmado bien y si efectivamente provoca preguntas. Rectificamos lo que haga falta o rehacemos o descartamos, esto también con la editora del proyecto, Raquel. Luego se lo mostramos a niños y a adultos y observamos su interpretación. Hay veces que creemos que se va a interpretar algo de una manera y el resultado es completamente inesperado.

Volvemos a rectificar. Cambiamos y volvemos a probar. Observamos la interpretación y así hasta que nos damos por satisfechas.

Posteriormente, una vez publicadas, también tenemos mucho feedback de profesores y familias que usan Wonder Ponder y eso alimenta nuestro futuro trabajo. Otra fuente fundamental de alimentación para nosotras son los talleres de formación que impartimos, ya que ver el punto de vista de maestros, bibliotecarios y psicólogos es también muy interesante e instructivo.

Por eso, Wonder Ponder tiene muchos autores. Nosotras, sí, pero todos los niños y niñas que van a nuestros talleres o con los que trabajamos en colegios, todos los adultos que vienen a nuestros talleres también y cada persona que lo usa, lo use como lo use en el contexto que sea.

Jugar sin temer

LdL: Las propuestas de Wonder Ponder son invitaciones a practicar la reflexión, a convertirla en parte de nuestro modo de estar en el mundo. ¿Por qué es importante crear una cultura de la pregunta y de la reflexión en un momento en que vivimos en una cultura de respuestas y soluciones, a poder ser rápidas e incontestables? 

ED: Porque si aceptamos la cultura de respuestas y soluciones, aceptamos también que otros hagan las preguntas por nosotros, y delegamos parte de nuestra humanidad en otros.

 Imágen de una de las páginas de  Mundo cruel , en la versión brasileña de Boitempo 

Imágen de una de las páginas de Mundo cruel, en la versión brasileña de Boitempo 

LdL: ¿Cómo introducir las sesiones? ¿Cómo presentarlas y cómo conducirlas? 

ED: Esto daría para mucho, pero en principio es importante que se enmarque la lectura como una lectura de un tipo determinado. Esto lo hace en cierto sentido la caja. “Abre, mira, piensa”, dicen las únicas instrucciones que damos, ya en el exterior de la caja. Es útil gestionar las expectativas del lector. ¿De qué se trata? ¿De pensar en la respuesta correcta? No. De pensar en todas las posibles respuestas y de ver cuál o cuáles se sostienen mejor. No nos gusta dar instrucciones. Queremos que los lectores se las apropien. A los adultos les diría que tengan en cuenta lo que están haciendo: compartir su incertidumbre y su no saber con el niño. En este sentido, no es necesario que las conduzca alguien, puede ser una co-exploración.

LdL: Wonder Ponder retoma muchos conceptos que, de tanto repetirlos, se están vaciando. Revela, en sus preguntas sencillas y directas (donde están prohibidas como respuesta un simple sí o no) cuestiones morales que pueden pasar desapercibidas, y activa una mirada crítica y reflexiva - filosófica - ante la realidad cotidiana. La idea de un juego, donde los adultos pueden unirse a los niños y ponerse en las situaciones propuestas, oír, pensar, hablar, discutir, entrar en contacto con sus propias convicciones y creencias, repensarse, en definitiva, me parece una alternativa al temor que muchas veces sentimos, de hablar sobre algo con los niños. Todos los jugadores en pie de igualdad -una vez que no hay error o acierto, ni una única y definitiva respuesta- para pensar sobre una situación, posibilita un diálogo genuino, el intercambio y la construcción de saberes, sin un posicionamiento jerárquico de los participantes: todas las reflexiones son bienvenidas. ¿Puedes hablar un poco del papel del mediador y de tu idea de filosofía como juego?

ED: Como dije antes, la idea de filosofía como juego siempre la he tenido muy presente en todo mi trabajo. Es un juego serio, como todos los mejores juegos, pero juego aún así. Es cierto que no hay error o acierto, aunque es importante recordar que sí hay mejores y peores respuestas y que parte del juego está en detectar cuales pertenecen a cada una de las categorías. Todas las reflexiones son bienvenidas, pero a todas las reflexiones se les puede exigir coherencia, rigor y justificación. La idea no es que simplemente sea una charla (aunque no pasa nada si lo es). La idea es que sea un poco más riguroso, un poco más profundo; un diálogo donde nos exijamos razones, argumentaciones y respuestas que construyan sobre lo que se ha dicho anteriormente.

LdL: Sería importante que aprendiéramos a quedarnos un tiempo con nuestras preguntas. Entender que la duda es el camino para la construcción del conocimiento y, por tanto, de nosotros mismos. Tú sugieres volver al principio - ¿cuál es la pregunta? - y esto nos posibilita pensar cómo elegir la pregunta para que sea camino y no partida o llegada, y superar así el temor a la filosofía, a la reflexión. A partir de ahí, podemos enriquecernos con la generosidad del pensamiento filosófico, la idea de poder pensar juntos, repensar, repensarse, ir y volver. ¿Cómo definir una pregunta? ¿Qué tipo de pregunta ves como camino?

ED: Creo que tiene que haber preguntas de partida, de llegada y de camino. Todas tienen su lugar. Pero sí que creo que pasamos poco tiempo con nuestras preguntas. Incluso que a veces no somos siquiera conscientes de las preguntas a las que estamos corriendo a responder. Pararse un rato en la pregunta, disfrutarla sin salir a caminar aún, escucharla, dejarla retumbar y dar vueltas, es fundamental. Una pregunta genuina debe ser irresistible. Necesitas comprenderla mejor. Una pregunta debe ser un proyecto. Y algunos proyectos son largos -vitalicios incluso.

LdL: Ustedes hacen talleres de formación para usar Wonder Ponder. ¿Podrías dar algún consejo para que la conversación sea más rica, para una realización ideal del juego? ¿Existe una realización ideal?

ED: No existe una ejecución ideal del juego. O sí: la ejecución ideal es la que haga sentir cómodos a todos los que juegan, la que se inventen y perfeccionen los que juegan, la que deseen. No damos instrucciones. Somos crueles en este sentido. Para que el diálogo sea más rico, lo ideal es jugar de verdad. El caso es que los adultos solemos ofrecer estos juegos a los niños porque les viene bien a ellos, poniéndonos en un segundo plano como si en realidad no fuera con nosotros (jugamos, pero de mentira). En Wonder Ponder trabajamos duro para que tanto el adulto como los niños se sientan permanentemente cuestionados en sus posturas, para que no tengan más remedio que jugar de verdad.

También creo que es importante enmarcar la lectura como una lectura de un tipo específico. Ante tal bombardeo de preguntas, hay que gestionar las expectativas. ¿Qué se pretende? Si no hay respuestas definitivas, ¿de qué se trata este juego? Tener claro que de lo que se trata es de, primero, explorar con toda la exhaustividad que podamos todas las respuestas posibles a una pregunta, analizar cada respuesta, rascando, dándole la vuelta, detectando puntos débiles de la respuesta, haciéndola todo lo sólida que podemos. Es como un juego de construcción donde lo primero que hay que hacer es detectar cuáles son los bloques. Esto en sí ya es una tarea larga y entretenida y valiosa en sí misma. Luego conforme vayamos jugando más y aprendiendo a reflexionar de forma más pausada, podremos ensayar distintas construcciones y ver si se tienen en pie. 

 Zoom de una de las escenas de  Lo que tú quieras  (Wonder Ponder, 2016)

Zoom de una de las escenas de Lo que tú quieras (Wonder Ponder, 2016)

LdL: ¿Por qué crees que preferimos, o no sabemos cómo, o nos acostumbramos - o todo ello al mismo tiempo - a no tocar ciertos problemas? ¿Cuál es el papel del profesor / educador en la inversión de ese patrón?

ED: Creo que es cuestión de control. Como profesor/educador/padres se supone que tenemos que estar en control y tememos perderlo. Ciertos problemas los percibimos como desestabilizantes y si los podemos evitar, pues mejor que mejor. Suele ser una censura “suave”, más que una censura “dura”. Bueno, tampoco hace falta, no es imprescindible, se puede dejar para más adelante, los padres se quejarán (dicen los profesores...) y ahí se quedan miles de cosas que abordar. Esperando a que las abordemos. A veces pidiéndolo a voces.


Filosofía y literatura

LdL: El libro me remite a muchos álbumes que dejan el final abierto, colocan a los lectores en una posición activa, con imágenes y textos contribuyendo a la (de)construcción del sentido. ¿Podrías comentar esto? 

ED: Sí, tiene mucho de álbum donde no está contada toda la historia. La posición activa del lector de completarla, en este caso, no solo un final abierto, sino un principio abierto también. Es como un trozo de realidad ficcional. No es el cuento entero. Es una instantánea del cuento. Una porción de la historia.  La posición activa además es también asociativa y comparativa entre las distintas instantáneas de historias. Es un final abierto al que los lectores pueden contribuir.

LdL: Tú dices que los libros no deben ser "excusa", sino "chispa", "motor". ¿Podrías hablar un poco de eso, sobre la idea de explorar y no trabajar los libros? 

ED: Hay demasiados libros que se usan como excusa para pensar en algo en lo que el adulto quería hacer pensar de todas maneras, con o sin el cuento. El cuento acompaña o (mal) disimula la agenda. Hay otros libros en cambio que provocan reflexión. Es diferente provocar un pensamiento en concreto que provocar reflexión. Explorar invita a la acción; trabajar dicta la reacción.

LdL: Hay autores que se distancian de las cuestiones más simples y genuinas en un intento de construcción poética que, a mi modo de ver, deja mucho que desear. Los libros que más me gustan son aquelos que tratan cuestiones simples y cruciales, que abren caminos para la reflexión, invitan a explorar o a zambullirse en lo desconocido. ¿Cuáles son sus autores y libros preferidos, si los tiene, y por qué?

ED: Efectivamente, esa pretendida construcción poética que trata de maquillar la falta de sustancia es posiblemente una de las características más definitorias de una gran parte de la “mala literatura”. Esto es fácil decirlo. Sin embargo, nunca resulta tan fácil decir lo que tienen en común todos los autores y libros preferidos: lo que una considera “buena literatura”. Aun así, lo intentaré. Cuatro de mis autores infantiles preferidos: Maurice Sendak, Astrid Lindgren, William Steig, Beatrix Potter. Cuatro de mis autores y autoras preferidas para adultos: Angela Carter, Vladimir Nabokov, Italo Calvino, Jane Austen. Escritores muy diferentes, que me gustan por motivos diferentes. Con algunos tengo un vínculo afectivo (relacionado con la lectura en voz alta que continuó mi madre hasta bien entrada mi adolescencia, o con la lectura que yo hago ahora a mi hijo), con otros tengo un vínculo intelectual (me seducen sus mentes y el paseo que me proponen, por donde me llevan, y como me llevan; por un lado siento que entiendo, comparto su manera de mirar, pero al mismo tiempo me prestan sus ojos y me descubren cosas o formas de mirar deliciosamente nuevas, sorprendentes, ingeniosas, observadoras). Un intento de definir qué tienen todos estos autores y muchos de sus libros en común: no me dan que pensar, sino que me provocan pensar; no me hacen entrega de sus libros, sino que me sumergen en el mundo de sus libros.

Uno de mis libros favoritos de todos los tempos es Outside Over There, de Maurice Sendak, que he tenido la suerte de traducir al español. Es una armonía perfecta de texto, imagen y sonoridad que cuando se lee en voz alta te lleva a ti, en lugar de llevarlo tú a él. Esa sí que es una construcción poética desde la simplicidad y la genuinidad que logra abrir una multiplicidad de caminos.

LdL: Como usted dice, la filosofía es rebeldía. Pensando un poco en el mundo protegido en que vivimos, en el modo en que construimos nuestras identidades, convicciones, conductas - entendiendo también que éstas se transforman a lo largo de la vida, en el contacto con el otro, en sus más variadas formas de presentación (libros, amigos, conocidos, colegas, peliculas, en fin, las más variadas experiencias), me asuste o confunda la idea de que debenmos estar de acuerdo con una serie de reglas sin tener la posibilidad de debatirlas. Si todos pensáramos lo mismo, leyéramos, lo mismo, experimentáramos lo mismo, ¿cuál sería la posibilidad de transformación? ¿Será que así se construye, de hecho, una sociedad más empática y justa?

ED: Sería increíble tener la receta para hacer una sociedad más empática y más justa.

Pero ni siquiera creo que podamos estar seguros de que acompañar a la infancia en reflexiones atentas y cuidadosas acerca del mundo y de las verdades que nos vienen dadas, y crear las condiciones y los espacios y desarrollar los medios para que esto ocurra, vaya a garantizar una sociedad más empática y justa. Si la reflexión filosófica garantizara ser mejor persona, todos los filósofos serían personas estupendas, y esto, como sabemos, no es necesariamente el caso.

Un amigo escritor, muy fan de Wonder Ponder, nos dijo una vez que le parecía un proyecto muy optimista, porque partía de una creencia firme en la bondad intrínseca del ejercicio de la reflexión: una creencia de que el puerto al que se llega tras reflexionar es bueno, o al menos mejor que donde se estaba con anterioridad a la reflexión.

Y estoy de acuerdo en que tiene mucho de optimismo. Pero creo que es importante definir qué exactamente quiere decir que el puerto al que se llega es bueno o mejor que el anterior. “Bueno” no quiere decir que se acabe pensando lo que nosotros consideramos que deben pensar sino que se entienda que cada uno tiene el derecho y el deber de construir sus propios caminos de reflexión y que nadie tiene el derecho a imponerte los suyos.

Lugardeler   Ellen Duthie   wonder ponder (5).png

Y sí, creo que es más probable que una sociedad habituada a la reflexión crítica y a exigir fundamentación ante las supuestas certezas de los demás y propias sobre el mundo sea una sociedad más empática y justa que una sociedad que busque, coleccione, repita y promueva supuestas certezas, sin evaluarlas críticamente. Y si no es más justa o empática, no será por no haberlo intentado.

Publicado originalmente en portugués, en Lugar de Ler.

(c) Dani Gutfreund

(c) imágenes: Daniela Martagón / Wonder Ponder.  


Mundo cruel pertenece a la serie de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder. En España, está editado por Wonder Ponder/Traje de lobo, en español, inglés y catalán. En Brasil, está editado por Editorial Boitempo en su colección Boitatá. En México está editado por Sexto Piso, en su colección Sexto Piso Niños. En Argentina está editado por ediciones Iamiqué. En Corea del Sur está editado por Marubol Publications. Próximamente se editará en Alemania, por Moritz Verlag. 

Más información en www.wonderponderonline.com

 

¿La realidad aburre? Preparando "¡Pellízcame!", el 4º título de la serie de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder, sobre Realidad, Imaginación y Sueño. ¡Sí, sí!

Ellen Duthie

 Uno de los cientos de bocetos de exploración (de Daniela Martagón) que se están produciendo durante el proceso de creación del cuarto título de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder. ¿La realidad aburre? 

Uno de los cientos de bocetos de exploración (de Daniela Martagón) que se están produciendo durante el proceso de creación del cuarto título de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder. ¿La realidad aburre? 

Ya hemos entrado en la fase intensa y estimulante de creación/pruebas/rectificación/producción del próximo titulo de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder.

"¡Pellízcame!" invitará a lectores de todos los tamaños a reflexionar sobre la realidad, la imaginación, el sueño.

¿Cómo podemos saber que no estamos soñando? La prueba de pellizcarse o darse una torta parece casi intuitiva, universal. Desde muy pequeños, es recurrente que los niños apelen al dolor y a cómo lo sentimos cuando estamos despiertos y cómo lo sentimos cuando estamos soñando, como demostración de que no estamos soñando, como Locke señaló a Descartes al sugerirle que considerara la diferencia entre estar en un incendio y soñar que estamos en un incendio, como ejemplo de que en efecto sí parecería haber indicaciones de realidad que nos permitirían distinguir la realidad del sueño.

 Uno de los cientos de bocetos de exploración (de Daniela Martagón) que se están produciendo durante el proceso de creación del cuarto título de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder. "De verdad "y "de mentira"

Uno de los cientos de bocetos de exploración (de Daniela Martagón) que se están produciendo durante el proceso de creación del cuarto título de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder. "De verdad "y "de mentira"

¿Qué es real y qué no es real? ¿Cómo podemos distinguir una cosa de la otra? ¿Qué es lo que hace que algo sea real? ¿Qué tienen en común todas las cosas reales?

¿Cómo podemos acceder a la realidad? Exploraremos la fiabilidad de nuestros sentidos, la relación entre representaciones de la realidad y la realidad misma, el testimonio de otros que cuentan realidades lejanas o cercanas no presenciadas por nosotros.  

¿La realidad importa? ¿Es más importante lo real que lo imaginario? ¿En qué sentidos si y en qué sentidos no?

También habrá ocasión de explorar la realidad virtual, la "realidad" en la prensa, la realidad que proyectamos y la realidad que vivimos. 

Exploraremos las diferencias entre las cosas "de verdad" y las cosas "de mentira". 

Y preguntaremos mucho, claro. ¿Hay diferentes niveles de realidad? ¿Es fiable nuestra memoria como testimonio de la realidad? ¿Hay sentidos más fiables que otros? ¿Se nos ocurre algún sentido que nos pudiera dar un acceso más "perfecto" a la realidad? ¿Cómo sería ese sentido? ¿Podemos inventar la realidad? Si te portas mal en un sueño, ¿eres "malo"? Y mucho, mucho, mucho más.

En unos meses (mayo, 2018), con todos ustedes... ¡Pellízcame!

Más información sobre los otros títulos de la serie de Filosofía visual para niños aquí http://www.wonderponderonline.com/ttulos/