WRITE TO US / ESCRÍBENOS

Enter your email address and message and submit. We'll get back to you as soon as possible. 

Introduce tu correo electrónico y mensaje, y pulsa Submit / Enviar. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

24 Calle de Pizarro
Madrid, Comunidad de Madrid, 28004
Spain

+34 91 559 6546

Wonder Ponder, Visual Philosophy for Children, is an imprint specialising in products for fun and engaging thinking. This website provides accompanying material to our Wonder Ponder boxes, including guides for children, parents and mediators, ideas for wonderpondering and fun games and activities. It is also a platform for sharing your very own Wonder Ponder content and ideas.

Blog

Filtering by Tag: Inicio

¡Te queremos, LO QUE TÚ QUIERAS!

Ellen Duthie

Como hemos mencionado ya un par de veces recientemente, por ejemplo aquí y aquí, estos días estamos tan emocionadas con la nueva colección de libros para primera infancia que a veces se nos olvidan otras cosas importantes que están pasando estos días.

¡Te reimprimimos por cuarta vez, querido LO QUE TÚ QUIERAS (¡cuarta)!

Entre las ediciones en castellano, en inglés y en catalán publicadas en España. la argentina en ediciones Iamiqué (gracias a nuestra querida agente, Claudia Bernaldo de Quirós) ya van unos pocos de miles ejemplares vendidos.

Nos diste además una gran alegría con tu Premio del Banco del Libro, cuando fuiste seleccionado como uno de “Los Mejores del 2018” y apareciste en muchas selecciones de “los mejores de” de España y Latinoamérica.

Hoy queremos celebrar tus cuatro ediciones como te mereces, compartiendo algunos de los artículos y reseñas que hablan de ti y que más nos han gustado, como esta en Librojuegos o esta otra de Carola Martínez en Donde viven los libros o esta, de Marta Larragueta en Literatil.

Caja y tarjetas de Lo que tú quieras, de Ellen Duthie y Daniela Martagón

Caja y tarjetas de Lo que tú quieras, de Ellen Duthie y Daniela Martagón

Eres un caso particularmente bonito, porque parte de tus inicios se encuentran en una exposición preparada para unos talleres con niños y niñas desde los 5 a los 12 años en la Sala Alcalá 31, para la Comunidad de Madrid. (Todas las imágenes son de Daniela Martagón).

Y poco después de tu publicación, saliste de tu caja y te volviste a colocar en otras paredes, en una exposición en El Paso en Estados Unidos, en la frontera con México.

También has generado algunas de las actividades más bonitas en escuelas que hemos visto. Echad un vistazo a esta entrada del blog de una maravillosa maestra que hace virguerías con los títulos de Wonder Ponder en el aula.

Y para terminar, si hubiera alguien cotilleando esta correspondencia privada entre autoras y libro, dejamos un vídeo que permite asomarse un poco al interior.

No sientas celos ni de MUNDO CRUEL, ni de YO, PERSONA, nuestro querido LO QUE TÚ QUIERAS. Eres exactamente lo que siempre quisimos y más.

Ellen, Daniela y Raquel

P.D. ¿Adónde nos íbamos sin compartir tu señor póster: La casa de la real gana.? ¿Cuántos personajes de literatura infantil (y no solo) sois capaces de encontrar?

Póster incluido en Lo que tú quieras, de Ellen Duthie y Daniela Martagón.

Querido YO, PERSONA

Ellen Duthie

YoPersona_4_Ed.png

Querido YO, PERSONA:

Como decíamos el otro día, estos días estamos tan emocionadas con la nueva colección de libros para primera infancia que a veces se nos olvidan otras cosas importantes que están pasando estos días.

¡Te reimprimimos por cuarta vez, querido YO, PERSONA (¡cuarta)!

Entre las ediciones en castellano, en inglés y en catalán publicadas en España. la surcoreana (Marubol Publications) y la mexicana (Ediciones Sexto Piso) (gracias a nuestra querida agente, Claudia Bernaldo de Quirós) ya van unos pocos de miles ejemplares vendidos.

Aunque muchas madres, muchos padres, muchos profes y muchos bibliotecarios se lanzan más a por los títulos de la serie con temática más ética, tú, tan metafísico tú, eres el favorito de muchas niñas y niños.

Hoy queremos celebrar tus cuatro ediciones como te mereces, compartiendo algunos de los artículos y reseñas que hablan de ti y que más nos han gustado, como este artículo de Nuria Barrios en Babelia, esta reseña de Adolfo Córdova en su blog Linternas y Bosques, o este artículo en la Revista HASER, de Jorge Sánchez Manjavacas.

También has generado algunas de las escenas más fascinantes realizadas por niñas y niños en nuestros talleres. Esta escena de un robot pianista tocando con sentimiento es una de nuestras favoritas de todos los tiempos. ¿Pagaríamos por ir a un concierto de este robot?

Una escena concebida e ilustrada por Andrea, de 11 años a partir de diálogos sobre personas y robots.

Una escena concebida e ilustrada por Andrea, de 11 años a partir de diálogos sobre personas y robots.

Y para terminar, si hubiera alguien cotilleando esta correspondencia privada entre autoras y libro, dejamos un par de vídeos. El primero que te muestra un poco por dentro:

Y el segundo, que saca de tu caja una de tus escenas, de un partido de fútbol entre robots con público humano (o al menos “persona”) en las gradas y la convierte en vídeo preguntón:

No sientas celos de MUNDO CRUEL, querido YO, PERSONA. Como dicen los monstruos de Sendak a Max: ¡Te comeremos! ¡Te queremos tanto!

Ellen, Daniela y Raquel

Ay, y no nos podíamos ir sin compartir tu póster :)

Póster incluido en Yo, persona, de Ellen Duthie y Daniela Martagón.

Gracias, Mundo Cruel

Ellen Duthie

Querido MUNDO CRUEL:

Gracias por todo lo que nos has dado (y por lo que te queda por darnos, estamos seguras).

Recientemente estamos tan emocionadas con la nueva colección que a veces se nos olvida la segunda cosa importante que está pasando estos días.

¡Te reimprimimos por quinta vez, querido MUNDO CRUEL (¡quinta)!

mundo cruel 5 ed.jpg

No nos hemos parado a contar cuántos ejemplares se han impreso de ti en todo el mundo, pero contando los de España en español, en catalán y en inglés, los de Argentina con ediciones iamiqué, los de México con Editorial Sexto Piso, los de Brasil con Boitempo, los de Corea del Sur con Marubol y los de Alemania con Moritz Verlag (gracias a nuestra querida agente Claudia Bernaldo de Quirós), nos atrevemos a decir que unos pocos de miles.

Grausame6.jpg

Hoy queremos celebrarte un poquito y para ello queremos compartir la primera reseña que tuviste (Receta para ser crueles a conciencia, de Germán Machado) y la última que has tenido (¿Cuándo ha hecho daño a la democracia un cuidadano crítico?, de Thomas Linden), y algunas otras que nos gustaron especialmente también, como esta, de Nuria Barrios, que apareció a los pocos días de tu primera publicación en Babelia , esta, de Laia Jufresa, que apareció en Letras Libres, o esta reseña-entrevista de Adolfo Córdova en su blog Linternas y Bosques..

Y nos despedimos con un vídeo dedicado enterito a ti, donde Ellen Duthie habla de los mecanismos que operan en ti.

A las personas fisgonas que estén leyendo esta correspondencia privada, les recomendamos verlo atentamente para sacarle el máximo jugo a vuestros mundos crueles:

¿Cuándo ha hecho daño a la democracia un ciudadano crítico?

Ellen Duthie

59918020_1063000520562545_1559099482367328256_o.jpg

"En el mundo de la literatura infantil, la realidad moral de nuestra vida cotidiana rara vez se toma en cuenta de manera tan directa y consecuente".

Más noticias estupendas desde Alemania. Thomas Linden reseña nuestro Grausame Welt? (Mundo cruel en alemán) nada menos que en la Philosophie Magazin, una señora revista de filosofía con una sección especial para Libros infantiles presidida por el gusanito de la imagen.

Aquí va la reseña completa traducida (con una frase final que nos gusta especialmente):

"¿Qué es más cruel: tener a un niño en una jaula o un animal? ¿Son los padres los dueños de sus hijos? ¿Puede resultar a veces gracioso portarse mal? Las preguntas de Ellen Duthie lo tienen todo. En ¿Mundo cruel? explora junto a la ilustradora Daniela Martagón la actitud ética de los niños. Estas exploraciones se llevan a cabo en 14 tarjetas temáticas ilustradas. Al dorso de cada tarjeta hay preguntas sobre la dignidad, el miedo, la responsabilidad y la indiferencia. En el mundo de la literatura infantil, la realidad moral de nuestra vida cotidiana rara vez se toma en cuenta de manera tan directa y consecuente. Si los niños pueden manejar un concepto como la crueldad y distinguirlo de, por ejemplo, la violencia, está por ver. Pero los niños no son sentimentales: por este motivo sí que pueden entender un instrumento afilado como este brillante catálogo de preguntas que les permite encontrar y defender su propia posición. No hay respuestas incorrectas. Uno sospecha, sin embargo, que estas preguntas harán emerger rápidamente las contradicciones de nuestra sociedad. Pero los ciudadanos críticos nunca le han hecho daño a la democracia."

https://philomag.de/

59391247_1063001557229108_5171735842426716160_n.jpg

Cuando los cómicos son los más serios: Wonder Ponder en La vida moderna

Ellen Duthie

No es habitual que en espacios generalistas dedicados a adultos (en radio, en TV, o como en el caso del que hablaremos en este post, en radio “televisada”) se dedique tiempo a libros, películas o cualquier otra manifestación cultural dedicada a niños.

En nuestra experiencia, cuando hemos salido en espacios generalistas, aunque a veces se parta de buenas intenciones, se suele acabar en alguna versión de “ay, qué ricura, cómo me he reído, qué graciososo son los niños”, directamente irrespetuoso en el peor de los casos, inadvertidamente paternalista en el mejor.

Un ejemplo concreto, sin ir más lejos, fue hace unos años, tras la publicación de nuestro primer título, Mundo cruel, cuando en La Ventana de la SER Sonia Ballesteros hizo un estupendo reportaje sobre una serie de talleres que realizó la autora de Wonder Ponder Ellen Duthie en la librería La Central de Callao. El reportaje, como decimos, fue estupendo, pero desafortunadamente, en el sentido en el que nos interesa aquí, tanto antes como después del reportaje, se cayó 100% en el “ay, qué ricura, cómo me he reído, qué graciosos son los niños”. (El extracto no incluye todas las llamadas posteriores de los oyentes contando lo graciosísimos/repelentes/monos que son sus hijos/nietos/sobrinos pero sí ese arranque donde se anuncia qué vendrá después del reportaje, con ese tono, bienintencionado, que no decimos que no, pero ¡ay! qué oportunidad perdida para tomarse en serio (que no es lo opuesto a tomarse “en divertido”) a los niños y a algunas cosas que se hacen para y con niños.

Por eso, cuando recibimos la llamada del productor de LA VIDA MODERNA solicitando una entrevista con Ellen Duthie, Ellen dudó por un momento. Si en otros casos había sido difícil que se nos tomara en serio a nosotras y a nuestro trabajo y a los niños como interlocutores válidos e interesantes, ¿qué podíamos esperar de un programa como La Vida Moderna? Ellen dijo que sí, pero antes de la llamada confesó a sus compañeras que hacía tiempo que no había estado tan nerviosa antes de una entrevista. El principal motivo era que no tenía NI IDEA de qué es lo que se podía esperar. Respiró hondo, se tranquilizó, pensó en alguna que otra posible respuesta para salir airosa (no demasiado seria, pero tampoco demasiado graciosa) por si se iban a cachondear del proyecto entero en el aire y aceptó la llamada. Y luego ocurrió esto:

El primer minuto sirvió para que Ellen respirara de alivio. Se había imaginado muchas cosas, pero lo que pasó, desde luego que no. Ignatius no habló de las cajas de Filosofía visual para niños solo como algo para niños, algo que por fin, decía, no trata a los niños como idiotas. Habló de ellas también desde su lectura adulta. Eligió preguntas que le hacían gracia a él, no porque pensaba que sería gracioso hacérselas a los niños. Se relacionó con la caja como un adulto divertido e interesado por lo que le ofrecía lo que venía en el interior, como posible destinatario mediador, sí, pero también como posible destinatario final.

Y resultó genuinamente contagioso. ¿Él no pudo aguantarse y se compró las cuatro? Pues a nosotras nos inundaron a pedidos de cuatro en cuatro (cosa que nos ocurre a veces, pero no es lo más habitual).

pedidos+la+vida+moderna.jpg

En agradecimiento, las autoras de Wonder Ponder adaptaron una de las escenas de Yo, persona:

Escena adaptada a La Vida Moderna

Escena original de  Yo, persona

Escena original de Yo, persona

Una de las preguntas que planteamos fue una de las grandes preguntas sobre el humor y la comedia: ¿un chiste bueno puede ser criminal?

Y de esta entrada en el blog nos despedimos con otra:

¿La vida moderna es que los cómicos sean los encargados de aportar seriedad?

Como es habitual en nosotras, no ofrecemos respuestas.

Pregunta una lectora: ¿Podemos considerar "Mundo cruel" una obra de literatura infantil?

Ellen Duthie

Nos llega una pregunta de una lectora en Brasil que nos hacen con frecuencia y llevamos tiempo queriendo abordar en este blog. Es también una oportunidad para abrir un diálogo al respecto. Os invitamos a hacerlo en forma de comentario en este blog, o bien en nuestra página de Facebook (@wonderponderonline).

wonder ponder question.png

PREGUNTA:
¿Podemos considerar el libro Mundo cruel como una obra de literatura infantil? ¿En qué categoría incluyen el libro? Lo pregunto porque al defender mis argumentos de investigación de tesis de doctorado (sobre filosofía para niños a partir de la literatura), utilicé su libro como ejemplo y posibilidad para ese trabajo, pero fui cuestionada en cuanto a lo literario.

RESPUESTA DE ELLEN DUTHIE:

"No sé si importa lo que digan las autoras para que alguien considere un libro literatura o no. También debe importar, quizás más, cómo se relacionan los lectores con las obras. Y aquí sin duda, cualquiera que haya usado uno de nuestros libros con niños coincidirá en que la relación que se establece con ellos es sin duda literaria, y en más de un sentido.

Ese es un motivo importante para considerar Mundo cruel y todos los demás libros de la colección de Filosofía visual para niños literatura. Pero también desde el punto de vista de los mecanismos y trabajo de creación, que es también literario en más de un sentido. Las imágenes que creamos son narrativas y literarias. Son como especies de instantáneas de posibles historias. De todos los tipos de imágenes que a menudo se usan como trampolín para pensar (imágenes protesta, satíricas, poéticas, metafóricas), nosotras elegimos crear imágenes narrativas y ficcionales. A pesar de que podamos categorizar los libros como de “no ficción”, para mí no cabe duda de que son también de ficción. ¿Pueden ser ambas cosas? ¿Por qué no?

Comparto un breve texto que formó parte de la presentación de nuestro último título, ¡Pellízcame! donde recojo no solo esa pregunta, sino la contraparte, que también nos hacen con frecuencia: ¿Mundo cruel es filosofía?

"Me gustaría recoger dos preguntas que nos han hecho con cierta regularidad desde distintos ángulos, por distintos motivos, y no siempre como crítica. 

Una de ellas es ¿Pero esto es literatura? 

Y otra de ellas es ¿Pero esto es filosofía? 

Bien, más que dar dos grandes lecciones de lo que es la Filosofía y de lo que es la Literatura, me parece interesante plantear directamente en qué sentido es Filosofía Wonder Ponder y en qué sentido es Literatura Wonder Ponder y cómo conviven e incluso se alimentan las dos en Wonder Ponder. 

¿Es filosofía?

Yo creo que Wonder Ponder es filosofía en el sentido de que invita a mirar, preguntar y reflexionar sobre las imágenes primero y luego sobre el mundo y sobre nosotras mismas en el mundo, a partir de esas imágenes, en contraste con esas imágenes o en consonancia con ellas. Con Wonder Ponder de alguna manera se entrena la mirada filosófica, la actitud filosófica, se adquieren hábitos filosóficos. De exigir buenas razones. De sospechar de las razones pobres. De no conformarnos con nuestra primera reacción. De rascar, remover. De cogerle el gusto a la sensación de desestabilización que provoca remover certezas que creíamos sólidas. En este sentido es filosofía Wonder Ponder. 

¿Es literatura?

Y Wonder Ponder es literatura en el sentido de que crea mundos. Crea un mundo en cada caja. Un mundo que leer, un mundo al que interrogar, al que reaccionar, con el que identificarse, contra el que rebelarse, con el que soñar. Cada escena de las 14 que vienen en cada caja es también un mundo independiente, una historia que transcurre en un mundo, con un antes, un después, un personaje que actúa, que decide, que reacciona, al que reaccionamos. Mundos posibles, mundos imposibles, todos mundos que dan que pensar sobre nuestro mundo. Yo creo que eso es literatura. En este sentido es literatura Wonder Ponder.

¿Y cómo se relacionan, cómo se entremezclan las dos en Wonder Ponder?

Yo me atrevería a decir que toda la buena literatura es filosóficamente interesante, explorable. Esta es parte de la conexión que nos interesa desde Wonder Ponder. Crear literatura que opere como posible detonante de preguntas sobre uno mismo, sobre el mundo. Lo que ocurre en nuestro caso es que al recoger todas estas escenas literarias en cajas unidas por un hilo conductor temático, también se está invitando a leer la literatura bajo un prisma filosófico. Un prisma que responde a un concepto filosófico aunque los mecanismos de las imágenes sean literarios. De alguna manera invitamos a leer literatura con ojos filosóficos. No solo, y no pasa nada si quieres leerlo de alguna otra manera que tú quieras. Pero ahí está la posibilidad. Y esa posibilidad nos interesa, nos mueve, nos fascina. De hecho, uno de nuestros juegos favoritos que se ha ido desarrollando con las nuevas cajas es sacar una tarjeta de una caja y meterla en otra y ver qué pesa. De repente una escena literaria que estabas leyendo bajo el prisma de la realidad se te presenta bajo el prisma de la crueldad, por ejemplo. ¿Cómo cambia la escena? La literatura sigue siendo la misma, pero el prisma filosófico ha cambiado.”

¿Qué os parece? ¿Alguna idea al respecto? Compártela en forma de comentario en este blog o en nuestra página de Facebook: @wonderponderonline

La crueldad, declarada adecuada para niños

Ellen Duthie

Ayer publicaron esta estupenda reseña de Kim Kindermann en la radio pública alemana Deutschlandfunk Kultur la edición de Mundo cruel que acaba de salir en el editorial Moritz Verlag, Grausame Welt?

A continuación, una traducción de la reseña, que nos ha encantado. ¡Larga vida a Mundo cruel en alemán!

Lejos del típico libro de lecturas para niños:  Mundo cruel , de Ellen Duthie y Daniela Martagón, enfoca el tema de forma lúdica. (Moritz Verlag / imago / Westend61)

Lejos del típico libro de lecturas para niños: Mundo cruel, de Ellen Duthie y Daniela Martagón, enfoca el tema de forma lúdica. (Moritz Verlag / imago / Westend61)

Deutschlandfunk Kultur

 LESART. 26.02.2019

Kim Kindermann

 Situaciones y escenas crueles, descritas y dibujadas por dos autoras: Con Mundo cruel se invita a los niños a pensar sobre el bien y el mal. Un libro muy logrado sobre un tema difícil, en opinión de nuestra crítica.

 "Probemos con un pellizco muy, muy fuerte. ¿Alguna reacción?", dice la tarjeta, que muestra a un niño atado a una mesa. Los científicos que experimentan son ratas. En otra, un hombre ha sido encerrado en un sótano por unos niños. "¡Ahora te quedas aquí y piensas bien en lo que acabas de hacer!", dicen. Y en otra, una niña se muerde su propio brazo.

 Tres escenas, tres tarjetas. Tres de un total de 20. Todas son cuadradas. Por un lado, vemos una situación cruel: una niña mata a unas hormigas, unos leones se comen una cabra, unos padres sirven una sopa hecha de carne de gato, unos niños le tiran del pelo a una niña, un padre sostiene con fuerza bruta a su hijo para ducharlo. Y al dorso de cada tarjeta, vemos preguntas sobre el tema.

 ¡Fuera las gafas de color de rosa!

 La filósofa Ellen Duthie en realidad no ofrece respuestas sobre qué es la crueldad. Pregunta dónde comienza la crueldad, qué pasa con las víctimas y los agresores, y si un acto es menos grave si no dura demasiado.

 Paso a paso te invita a analizar la situación. El foco está siempre en la pregunta: ¿Qué encuentras cruel? ¿Has experimentado una situación parecida?

 Es exigente. Ellen Duthie no solo les pide a los niños que lidien con este difícil problema, sino que también les dice que existe la crueldad. Así que fuera las gafas de color de rosa. El mundo no solo es bello.

 ¿Pero hay que preguntar a los niños? Sí, ¡hay que hacerlo! Porque los niños viven en este mundo, con todas sus sombras; los niños ven e incluso experimentan situaciones que no son fáciles. Y cuanto antes aprendan a clasificar las situaciones, a darles un nombre claro y a conocer sus propios sentimientos, antes tratarán de evitar ser crueles. Y aquí, eso ocurre porque se les permite experimentarlo de una manera lúdica.

 Intercambio y argumentación sobre la violencia

Pero también porque las tarjetas invitan a comentar. A diferencia del típico libro de lecturas, aquí se establece intercambio y razonamiento. Eso es bueno. El formato también contribuye a esto.

Las tarjetas permiten que varios niños dialoguen sobre diferentes aspectos de la violencia a la vez y razonen entre ellos. Duthie logra que te apetezca hablar de un tema que muchos prefieren evitar.

 Las ilustraciones de Daniela Martagón son también todo un acierto. Por un lado, son sencillas, en blanco y negro sobre fondo de color, y recuerdan a los dibujos animados. Por otro lado, juegan con el absurdo como mecanismo de distancia. Como las ratas, que tienen enjaulados a los niños como animales de experimentación. O la niña que se muerde a sí misma, y cuyos enormes dientes afilados parecen más los de un gato, como el que está de pie frente a ella con la piel erizada.

 Ilustraciones que no pasan nada por alto

Las ilustraciones en sí no tienen nada de bonito ni de dulce, están claramente centradas en el contenido cruel. Esta sensación se acentúa con los colores fuertes de los fondos: rosa, naranja, azul, verde o amarillo. Actúan como una señal: ¡Atención, esto es importante!

 Y, sí, es importante este libro de tarjetas. Que quede claro: debemos tomar en serio a los niños. Podemos y debemos hablar de temas como la crueldad con ellos, filosofar con ellos. 

Además, podemos comenzar pronto, tranquilamente: Mundo cruel es ideal para preescolares y niños en edad de primaria. Qué está bien y qué está mal, dónde están los límites y en qué medida pueden ser difíciles de fijar. Nunca es demasiado pronto para empezar a hablar de todo esto.

Ellen Duthie, Daniela Martagón: Mundo cruel
Edición alemana traducida del español por Paula Peretti 
Moritz Verlag, Frankfurt / Main 2019 

 Reseña original en alemán aquí.

¡Tienes una carta! ¡Y es de Tomi Ungerer!

Ellen Duthie

El pasado viernes falleció el autor e ilustrador Tomi Ungerer, una de esas figuras a las que en inglés se las llama, no siempre con la mejor de las babas, “larger than life”, más grandes que la vida misma.

Para el equipo de Wonder Ponder, Ungerer fue muchas cosas. Primero, como lectoras, fue el autor de algunos de nuestros libros infantiles favoritos. Ningún beso para mamá, Los tres bandidos, El ogro de Zeralda, Flix, Críctor, El hombre luna, La bestia del señor Racine… por nombrar unos pocos.

Por otro lado, Ungerer también tenía una relación especial con las preguntas, como nosotras. Éramos muy fans de sus respuestas ilustradas a preguntas filosóficas de niños en Philosophie Magazine que el año pasado se recogieron también en un libro: Ni oui ni non.

Como autoras, Ungerer es siempre una referencia gráfica y un modelo de descaro a tener presente y los lectores atentos descubrirán más de un homenaje escondido -o no tanto- en nuestros libros.

En el póster incluido en Mundo cruel, el que lo busque encontrará a nuestro querido Tony Zarpas (Piper Paw en el original inglés) de Ningún beso para Mamá.

El Tony Zarpas de Tomi Ungerer dispara con su tirachinas al Tony Zarpas de Daniela Martagón

El Tony Zarpas de Tomi Ungerer dispara con su tirachinas al Tony Zarpas de Daniela Martagón

El Tony Zarpas de Daniela contraataca.

El Tony Zarpas de Daniela contraataca.

Y en el póster de Lo que tú quieras, en la que se despliega esa Casa de la Real Gana, es fácil ver quién la preside, con su tesoro reunido en el ático.

ThreeRobbers.jpg

Pero Tomi Ungerer fue también algo más para nosotras.

Un día se nos ocurrió enviarle nuestros libros y nos pusimos en contacto a través de su cuenta en Twitter con su hija, que muy amablemente nos dio su dirección. En aquel momento solo habíamos publicado dos títulos, Mundo cruel y Yo, persona, y se los enviamos los dos, firmado-dibujados, y con una carta invitándole a encontrar algún que otro guiño que habíamos escondido para él.

No tardó en llegar el mensaje de su hija: “Hola, acaba de llegar vuestro paquete y se lo entregaré a Tomi mañana así que ¡justo a tiempo! ¡Me ENCANTA lo que habéis hecho!”.

Y, al día siguiente, otro mensaje: “¡Le encantó! (con esta foto)”.

Creemos recordar que dimos gritos. Nos emocionó y sobre todo, nos pareció tremendamente generoso por su parte.

La carta que Tomi Ungerer nos envió después de que le enviásemos Mundo cruel y Yo, persona.

Y ya nos dábamos por unas requete suertudas cuando, unos días más tarde, recibimos una carta manuscrita de Tomi Ungerer, salpicada de sellos con algunos de los lemas que, al parecer repetía cada dos por tres casi como un mantra. “Expect the unexpected”, “Don’t hope, cope”.” En souvenir du futur… “ En la carta en sí, nos dice varias cosas, pero principalmente dos: que Wonder Ponder debía estar en todas las escuelas y que esperaba que siguiéramos con el proyecto.

Puede parecer una tontería insignificante y no nos cambió la vida, claro. Pero que un autor consagrado y al que admiras se muestre así de generoso con su tiempo y sus palabras no es algo que ocurra todos los días y es algo MUY alentador. Muchas gracias por el aliento, Tomi. Y por tus libros, más.

Y os dejamos con un librito no muy conocido de Tomi Ungerer, con preguntas maravillosamente absurdas y divertidas.

Harper & Row, 1968.

Harper & Row, 1968.

¿Cómo sabes cuando un Rolls Royce tiene hambre?

¿Qué es más peligroso que un piloto con morriña?

¿Quién necesita respuestas a preguntas tontas?

¿Quién necesita respuestas a preguntas tontas?

Y TÚ, ¿QUÉ TIENES EN LA CABEZA? DIÁLOGO ENTRE ABUELOS Y NIETOS, NOVIEMBRE 2018. SEGUNDA PARTE: ASOMBRO, PREGUNTAS Y REFLEXIÓN

Ellen Duthie

abuela_niñ.jpg

SESION 18 de noviembre, 2018.
Espacio Abierto Quinta de los Molinos.

Diálogo entre abuelos y nietos impartida por
Ellen Duthie (Wonder Ponder).

SEGUNDA PARTE: ASOMBRO, PREGUNTAS Y REFLEXIÓN



Tras las presentaciones y confesiones (ver primera parte), pasamos a "presentar” la filosofía y a jugar un poquito a ser filósofos.

¿Qué dijimos sobre la filosofía? y ¿qué pensamos sobre algunas imágenes de Wonder Ponder que observamos, nos asombraron, nos despertaron preguntas y nos hicieron pensar.

¿QUÉ ES LA FILOSOFÍA?

Ellen había contado ya algo acerca de sí misma pero le faltó algo muy importante:  En la universidad, estudió filosofía. Preguntó si alguien tenía alguna idea de qué es eso. “Por ejemplo si yo digo que soy “filósofa”, ¿a qué me dedico? ¿qué es lo que hago?”.

Enseguida apareció una primera palabra: “pensar”. Estábamos de acuerdo en que una filósofa piensa. Algunos nietos y nietas empezaron a ensayar el gesto de pensar y se nos dio muy bien. Ellen añadió que una filósofa no piensa de cualquier manera. Piensa largamente, no se conforma con un ratito. Piensa cuidadosamente, quiere comprenderlo todo. Y para ello, también hace algunas otras cosas muy importantes para ser buenos filósofos.

¿QUÉ HACE UNA FILÓSOFA?

UNA FILÓSOFA OBSERVA
Para ser buenos filósofos es importante observar. Observar cada detalle, fijarnos muy bien en todo. Que no se nos escape ni un detallito. Nos encanta cotillear la realidad.

En ese momento lo primero que se puso observar Ellen fue la silla que tenía a su lado y todos se apuntaron a la observación. Tiene cuatro patas. ¿Es necesario que la silla tenga cuatro patas? ¿O seguiría siendo una silla si tuviera solo tres? Pensamos en cómo tendrían que estar dispuestas las patas para que siguiera funcionando como silla (tendrían que ser gruesas, dijo alguien, o estar dispuestas en triángulo dijo otra persona) y así, sin quererlo, empezamos a pensar sobre lo que hace que una silla sea una silla.

cara asombro.png

UNA FILÓSOFA SE ASOMBRA
Claro, ¿y que es lo que pasa cuando te pones a observar todo con mucho detalle? Pues que te repente hay cosas que te asombran: ¡Ooooooh! ¡Ooooooh! ¡Ooooooh! Qué raro es todo. ¡Qué rara es esta vida! ¡Qué raro nuestro cuerpo, estos brazos, esta voz, esta lengua que comprendemos todos y con la que nos comunicamos! ¡Qué raro es existir!

cara preguntas.png

UNA FILÓSOFA PREGUNTA
Y ese asombro, lleva a preguntarse: ¿Eeeeeh? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Qué? Y sobre todo, sobre todo, a los filósofos les encanta preguntarse ¿Por qué?

Se pasan el día preguntando.

Pero no cualquier pregunta. Cuando se hace filosofía se hacen preguntas filosóficas.

Por ejemplo, a una filósofa no le interesa demasiado la pregunta: “¿Os gusta el filete con patatas?” ¿Por qué no nos interesa?

Una de las nietas indica que la respuesta a esa pregunta es “solo cuestion de gustos” y por eso no le parece filosófica.

Alguien más añade que es una pregunta demasiado fácil. A los filósofos les gustan las preguntas más difíciles. Preguntas que no son fáciles de responder, no se responden con un sí o con un no, que hay que pensar para contestarlas

cara reflexion.png

PENSAR / REFLEXIONAR
Para dar la mejor respuesta posible a estas preguntas, no queda más remedio que pensar. Y pensar con mucho cuidado, sin prisas. Así es como construimos respuestas.

caras dialogo.png

DIALOGAR
Y nos gusta pensar junto a otras personas, escuchando lo que tienen ellos en la cabeza y compartiendo con ellos lo que tenemos nosotros en la cabeza. Pensamos que otras personas pueden tener muy buenas ideas y muy buenas respuestas y nos interesa ver si sus respuestas son mejores que las nuestras. ¡A veces es sorprendente lo buenas que pueden ser las ideas de los demás! Así que también es muy importante para los filósofos dialogar. 

Y a eso habíamos venido. ¿Seríamos capaces de ser buenos filósofos? ¿De hacer buenas preguntas? ¡Decidimos probar!

Para ayudarnos a arrancar, vimos una serie de imágenes, de los libros de Wonder Ponder, que Ellen crea con la ilustradora Daniela Martagón, y seguimos ese procedimiento: OBSERVAR (a ver, a ver…), ASOMBRARNOS (¡ooooh!), PREGUNTAS (¿eeeh?), PENSAR (mmmmm…) Y DIALOGAR (blábláblá).

¿Listos?

La primera imagen tiene mucho que ver con el nombre del taller. Y tú, ¿qué tienes en la cabeza?  

escena lector de pensamientos.png

Empezamos por observar y describir todo lo que vemos.  

“Hay un niño y una doctora y un señor con una gorra y están mirando los pensamientos dentro de la cabeza del niño..”

“¿Cómo sabemos que es una doctora?”

“Porque lleva una bata blanca.”

“Lleva un telescopio”, dice alguien.

“Un estetoscopio”, precisa otra persona.

“Un monitor, un aparato.”

Enseguida nos empezamos a fijar en las expresiones del niño: “tiene cara de susto”.

“Está con la cabeza “así”.

¿Qué nos dice la postura del niño? ¿Está cómodo?

“No se le ve cómodo. Tiene los brazos cruzados.”

“Y la cara de la doctora nos dice que tiene algo malo.”

“O podría ser algo sorprendente.”

Uno de los nietos recoge los dos puntos anteriores y los une: “Algo sorprendente malo”.

“¿Quién será el señor?” pregunta Ellen.

“El padre, podría ser.”

“El ayudante de la doctora.”

“El dueño de la máquina.”

PREGUNTAS

“¿Qué preguntas tenemos sobre la imagen?”

Elena pregunta que por qué tiene el pelo verde.

Ellen anima a todos a lanzarse. “Vamos a jugar a hacer todas las preguntas que se nos ocurran.”

Otro nieto pregunta también sobre el pelo del señor, que lo tiene verde oscuro.

Una abuela interrumpe para preguntar si solo preguntar los niños o si también pueden preguntar los abuelos. “Todo el mundo, puede preguntar todo el mundo.”, dice Ellen.

Otra persona se fija en que los personajes tienen la piel totalmente blanca.

“‘¡El niño tiene el reloj en la mano derecha!” observa un nieto particularmente observador.

Otro niño observa que el niño tiene el pelo naranja.

¿Por qué le habrán llevado a la doctora?

“Porque está enfermo.”

“Porque han querido.”

A una de las nietas le parece que hay algo raro en la vestimenta del señor: “¿Por qué el señor tiene una mezcla de ropa deportiva y para trabajar?”

Es verdad que es curiosa la elección de ropa. Hace que sea difícil saber quien es.

“Puede que haya ido al médico porque se ha sentido mareado.”

Decidimos leer la frase de la imagen: “Es un lector de pensamientos. Tranquilo, solo pita si detecta algo malo. Piiiii piiiiiiii PIIIIIIIIIIIIIIIII!”

¿Qué preguntas nos hacemos?

“¿Qué pensamiento habrá detectado?”

“¿Qué habrá visto?”

“¿Qué pensamiento malo habrá detectado?”

“A mí el tema de la gorra esa deportiva… yo no sé qué pinta ahí. Ni un papá, ni un técnico…”

“¿Te parece sospechosa esa gorra?”

“Es por algo… “

“A mí también me parece sospechosa.”

“¿Por qué la doctora tiene cejas y los otros no tienen?”

“¿No tienen o están escondidas?”

“Se les han escondido del susto que se acaban de dar.”

“Se les han subido para arriba”.

Estamos haciendo preguntas sobre la imagen. Pero y si nos imaginamos que estamos en ese mundo, donde hay una máquina que nos puede leer los pensamientos.

¿A quién le gustaría ir al médico para que te leyeran los pensamientos?

“¡A mí! ¡A mí!”

¿Sí?

¡Estamos sorprendidos!

¿Por qué te gustaría que te leyeran los pensamientos?

Porqueeeee… puees.

Tiene que ser por algo.

¿No os preocuparía?

A lo mejor quiere conocer sus pensamientos secretos.

¿Quién tiene pensamientos secretos?

Al principio algunos somos reacios a reconocerlo. Pero poco a poco vamos reconociendo que sí.

¿Y a quién le gustaría que le leyeran los pensamientos secretos?

“¡Entonces dejarían de ser secretos!”

¿A quién le dejarías tú leer los pensamientos?

“A muy poquitas personas.”

“¿A quién, por ejemplo?”

“A mi compañero de vida.”

“¿Todos los pensamientos?”

“Sí… después de 46 años… no hay secretos.”

¿A algún amigo? ¿A tus padres?

“¡No!” “¡No!”

¿A alguien más? ¿A un profesor?

“A mi familia.”

A tu familia entera. ¿A toda?

“A casi todos.”

¿Para qué podría servir esta máquina?

“Para ver los pensamientos en el monitor.”

“¿A quién deberíamos poder leerles los pensamientos?”

“A nadie.”

Uno de los nietos plantea algo interesante: “Bueno, si el quiere…” Y nos podría surgir la pregunta: Aunque alguien se prestara a ello, ¿estaría bien leerle todos los pensamientos?

¿Y si fuera un criminal que estaba pensando en cometer un crimen atroz?

“Eso habría que hacerlo. En ese caso sí.”

¿En ese caso te parece que sí?

“Porque si no sabemos lo que va a hacer pueden robar de verdad y si lo sabemos podemos ya estar preparados.”

¿Estamos de acuerdo todos?

“¡No!” “¡Sí!” “¡No!”

¿Por qué no?

“Porque creo que no debemos podernos anticipar a nada, aunque sea para impedirlo. No, no estoy de acuerdo. “

¿No deberíamos poder leer sus pensamientos?

“No.”

“Podría haber errores”.

“¿Y si esa persona va de camino a cometer el crimen y por el camino con alguien que le ayuda y se arrepiente? Y si se encuentra con un amigo que le propone que vaya a jugar al fútbol. Y dice uy, pues me voy a jugar al fútbol. Y entonces si nosotros bos hubiéramos anticipado, lo hubiéramos hecho sin razón”.  

Estamos de acuerdo de que está complicada la cosa.  Y algunos hemos cambiado un poco de opinión escuchando las cosas interesantes que han dicho los demás.

Hemos pasado a la siguiente imagen:

escena volando voy.jpg

Una abuela exclama enseguida: “¡La ilusión de mi vida, poder volar!”.

Un nieto se lanza a observar y a describir: “Hay un niño que está volando con los pájaros en el mar”.

¿Por el mar?

“Se ve más bien en las nubes”.

“¿Por qué el niño tiene el pelo así?”

Nos intriga mucho el pelo en este grupo. Y arrancamos con las hipótesis:

“Porque no se había peinado.”

“Por el viento.”

“Yo sueño muchas veces que vuelo. Una sensación maravillosa.”

¿A quién de aquí le gustaría volar?

A todos nos gustaría en principio, pero a Rodrigo y a Aitor no.

“Porque te caes y te mueres”.

Imaginemos que pudiéramos volar sin caernos y sin morirnos. Por ejemplo, porque tuviéramos alas.

¿A quién le gustaría tener alas?

“Si nos arrancaran las alas…”

Si nos arrancaran las alas, tendríamos problemas. ¿Pero con alas? ¿Tú volarías con alas?

Algunos dicen que no.

“Porque te despluman y te caes”, dice Rodrigo.

¡Estamos catastróficos!

A Aitor no le gustaría, no le atrae la idea.

Pero a otras personas sí: “Porque me gustaría ver cosas desde el cielo”.

Tiene que ser interesante verlo desde el cielo, a vista de pájaro.

Hablamos de la diferencia entre volar en un avión y volar con nuestro cuerpo y estamos de acuerdo en que la experiencia sería muy diferente.

¿A dónde iríamos si supiéramos volar?

“A otros países.”

“Atravesar el mar.”

“A Londres.”

¡Rumbo a Londres!

¿"Por qué Londres concretamente?

“Porque me gusta el inglés y me gusta Londres.”

Entonces tu primera parada con cuerpo volador sería Londres.

“Yo me iría al campo”.

¿Por qué?

“Porque me gustaría ver animales y acampar.”

“Tendría ventajas y desventajas. Te podría atacar algún animal”.

¿Seríamos más felices si supiéramos volar?

“¡Sí!” "

“Yo no”

“Nos daría más libertad. Podríamos decir “hoy me apetece ir al campo” y “hoy me apetece ir a Londres”.

Una nieta ha pensado en una desventaja: “me iría a tantos sitios que me podría perder”.

Otro nieto lo tiene claro: “a mí me gusta quedarme en casa”.

El marciano Rodrigo

Imaginemos un marciano (el nuestro se lamará Rodrigo) que nos dice que no entiende qué es feliz. ¿Cómo se es feliz? Cómo hacemos una receta de la felicidad para que Rodrigo lo entienda?

“Amor.”

“Abrazos.”

“Besos.”

“Tener amigos buenos. Amistad.”

“Hacer lo que te gusta.”

“Saber lo que te gusta. Saber lo que quieres.”

“Paz.”

“Jugar.”

“Hacer amigos nuevos.”

“¿Siempre, todos los días?”, pregunta alguien.

“Bueno, todos los días quizás no haga falta pero de vez en cuando sí.”

“Tener salud.”

“Tener alimentos.”

“Las cosas que necesitamos para vivir.”

“Respirar aire limpio.”

“Tener un sitio donde vivir.”

“Ropa, abrigo.”

Y entonces alguien dice: “Libertad.”

Ellen muestra otra escena para observar, preguntar y pensar.

escena cárcel.png

Parece una cárcel. Leemos la frase de abajo: “¡Pero qué a gustito se está hoy” "¡Me quedaría aquí para siempre!”.

¿Están a gusto?

“Sí, porque han buscado la manera de estar a gusto. Leyendo, hablando con una compañera, tomando el sol.”

“Una parece que va a tener un bebé.”

“Otra está jugando.”

“Pero una está aquí, que se le ve con una bola amarrada.”

“Esa no tiene tanta libertad.”

“Es para que no te puedas mover tanto.”

Entonces al marciano, ¿qué le decimos?

Si nos comenta el marciano: En esta imagen parece que todo el mundo está muy féliz, en la cárcel.

“Menos la guardia, que tiene una cara…”

“Pero las demás sí. Entonces el marciano nos pregunta: ¿Se puede ser feliz en la cárcel?”

“Se puede ser medio feliz, a temporadas, pero no del todo feliz, no todo el rato.”

¿En la receta del marciano incluimos entonces “libertad”?

“¿Hay que tener libertad para ser feliz? “

“Hay que estar contento con uno mismo, es lo principal, por eso esta gente dentro de la carcel han debido de encontrado su forma de estar.”

“Admitir lo que nos va pasando en la vida.”

Una abuela completa la respuesta anterior: “Sin ser resignación”.

“Tener libertad interior.”

“Volar con la mente.”

“Aunque estés encarcelada, puedes volar con la mente.”

“¡Fuera miedos!” exclama una abuela.

¿Es posible ser feliz teniendo miedo?

¿Alguien tiene miedo a alguien aquí?

“¿A qué tenéis miedo?”, pregunta una nieta.

“A la oscuridad”. A esto tenemos miedo muchos de los que estamos sentados en círculo.

¿Ese miedo nos impide ser feliz?

“Sí.”

¿Si hay oscuridad no puedes ser feliz?

“¡No!”

¿Cómo podríamos ser felices en la oscuridad?

“En una discoteca. “

“En el cine”.

Se objeta que en la discoteca y en el cine no está del todo oscuro.

“En la imaginación. Cerrando los ojos e imaginándote que no está oscuro.”

“¡Qué buena idea!”

“Podrías fabricar lámparas para acabar con la oscuridad”.

“Otra idea buenísima.”

¿Qué más cosas le podríamos hacer al marciano?

“Respetar a los demás.”

¿Cómo te hace eso feliz?

“Porque si respetas a los demás, ellos también te respetan a los demás y no te tratan mal.”

“También hace feliz regalar a los demás tiempo o cosas, o regalos.”

¿Y cómo hace feliz eso?

¿Por qué te hace feliz regalar tiempo?

“Nuestra felicidad tiene que ver a veces con hacer felices a los demás.”

“Así estamos rodeados de personas felices. “

¿Alguna cosa más?

“Sentirse satisfecho con uno mismo”.

“Hacer las cosas lo mejor que podamos.”

¿Qué os parece la receta de la felicidad? ¿Falta algo? Seguro que falta algo y seguro que algo de lo que está podría salir de la lista quizás, pero para el ratito corto que hemos estado, estamos bastante satisfechos con nuestra receta de la felicidad.


Acabamos con una rica conversación sobre cómo se imaginaban sus vidas los abuelos cuando eran pequeños y cómo se imaginan los nietos su vida cuando sean mayores, antes de despedirnos hasta otra.

Qué gusto de sesión.

Qué a gusto hemos observado, qué a gusto nos hemos asombrado, y qué a gusto hemos pensado y dialogado.

La próxima sesión es el 16 de diciembre, ¡esta misma mañana!


Las sesiones de Diálogo entre abuelos y nietos ¿Y tú qué tienes en la cabeza? tienen lugar el tercer domingo de cada mes. La siguiente sesión será este domingo 16 de diciembre en Espacio Abierto La Quinta de los Molinos. Inscripciones aquí.

CICLO DE DIÁLOGOS FILOSÓFICOS ENTRE ABUELOS Y NIETOS

Wonder Ponder 
Ciclo de diálogos filosóficos entre abuelos y nietos 
Público familiar. Dos grupos (nietos de 6 a 8 años y de 9 a 12 años) 
Aula 1 
21 de octubre, 18 de noviembre y 16 de diciembre 
11 h. (Nietos de 6 a 8 años) y 12.30 h. (Nietos de 9 a 12 años) 
4 euros (tanto adultos como niños) 
Duración: 1 hora
Número de plazas por sesión: 12 (por parejas: un abuelo o abuela, con su nieto o nieta)

¿Qué llevaría una receta para la felicidad? ¿Quién debe mandar, y por qué? ¿Qué es bonito y qué es feo? ¿Y quién lo decide? Cierra los ojos e imagina el ser más libre que se te ocurra. ¿Cómo sería su cuerpo?, ¿cómo sería su mente? Si pudieras intercambiarte el cerebro con alguien, ¿a quién elegirías y por qué?

 En cada una de las sesiones temáticas, una serie de escenas intrigantes, ideadas por unas filósofas e ilustradas por una artista, nos servirán de trampolín para el diálogo filosófico.

Todos los que os lancéis a participar, tendréis la oportunidad de construir juntos vuestras propias respuestas a algunas de las grandes preguntas de la filosofía, aquellas para las que no existe una única forma de contestar, pero para las que sí existen respuestas mejores que otras.

Juntos, trataremos de encontrar las mejores, mientras disfrutamos dialogando y descubrimos cosas sorprendentes los unos de los otros.

Inscripciones aquí.


Y tú, ¿qué piensas sobre la Navidad? ¡Descargable gratuito de filosofía visual para todas las edades!

Ellen Duthie

#PensarlaNavidad #RecursosGratuitos #ActividadesNavidad #Pensar&Dibujar #FpN #FilosofíaVisualParaNiños #EllenDuthie #DanielaMartagon

image behaving badly.png
image present giving.png
image banquet.png

¿Es justo que no se dé regalos a los que se portan mal?
¿Quién decide quién se porta bien y quién se porta mal?
¿Conoces a alguien que se haya portado mal y que no haya recibido ningún regalo de Navidad?
¿Qué es portarse bien? ¿Qué es portarse mal?
¿Se puede ser bueno por razones malas?

Estas navidades... ¡asombrate y piensa! con Wonder Ponder. 

La navidad ya está a la vuelta de la esquina y desde Wonder Ponder pensamos que da mucho, mucho que pensar. Desde que lanzamos nuestro especial navideño por primera vez hace tres años, hemos comprobado que muchos profesores y muchas familias pensaban lo mismo y nos escribieron entusiasmados para contarnos lo bien que lo habían pasado y lo mucho que habían pensado con nuestro descargable.

Por eso este año volvemos a compartir nuestro regalo navideño para todos, para compartir:  un PDF descargable e imprimible repletito de propuestas para pensar sobre la navidad. ¡A disfrutar! 

Disponible en españolinglés y catalán

Haz clic en la imagen para descargar el cuaderno completo en PDF.  

También disponible en inglés y en catalán. Haz clic en las imágenes de abajo para descargarlos. 

Echa un vistazo a más descargables gratuitos de Wonder Ponder aquí.

¡OS DESEAMOS A TODOS UNAS NAVIDADES REPLETAS DE ASOMBRO Y DE REFLEXIÓN!

¿Quieres saber más acerca de la serie de Filosofía visual para niños (y no tan niños) de Wonder Ponder?

Un vídeo:

Un catálogo:

¡Mundo cruel cumple cuatro años!

Ellen Duthie

¡MUNDO CRUEL cumple 4 años!

Hoy 20 de noviembre, hace exactamente cuatro años desde que se publicó el primer título de Wonder Ponder, Mundo cruel.

A ritmo de una edición por año, el primer título de la serie de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder ya va por su cuarta edición en español. Ha sido publicado también en catalán (MÓN CRUEL) e inglés (CRUELTY BITES) en España, y en Argentina (en ediciones iamiqué), en México (Editorial Sexto Piso), en Corea del Sur (도서출판 마루벌), en Brasil (Boitatá) y, próximamente, en Alemania (Moritz Verlag).

¿Ya lo conoces y te encanta? ¡Déjanos un comentario con alguna experiencia mundocrueliana!

Luego, te interesará ver este vídeo donde Ellen Duthie nos habla de Mundo cruel y nos "lee" algunas de las imágenes para comprender cómo podemos acercarnos a ellas y acercárselas a niños y a niñas desde las más tiernas edades en adelante.

¿Que no lo conoces aún? Esta es la ocasión perfecta para conocerlo.

Y si Mundo cruel cumple 4 años, ¡también lo cumplimos Wonder Ponder!

En estos cuatro años hemos estado ocupadas haciendo más libros:

¡Y esperamos hacer muchos más en los próximos cuatro años! ¡Chin chin!

¡Celebra el Día Mundial de la Filosofía con Wonder Ponder! Dos descargables gratuitos, un corto animado y un cartel celebratorio: ¡el kit completo!

Ellen Duthie

¿Sabías que el Día Mundial de la Filosofía también puede llamarse el Día Mundial del Wonderpondereo?

animacion-baila-logo.gif

Desde Wonder Ponder, queremos celebrar el Día Mundial de la Filosofía haciéndoos a todos pensar inmisericordemente, sin parar.

¿Cómo? 

1. Con un fabuloso descargable gratuito para jugar y pensar. 

2. Con un hipnotizante corto, Pequeño Remo en el reino de Pellízcame, para ver y pensar a solas, en compañía, en el aula o en el hogar y unas preguntas para arrancar.

3. Con un cartel descargable en tres idiomas (español, inglés y catalán) como decoración festiva. 


¿Lo primero? Os hemos preparado un descargable especial. Si lo imprimís en una hoja por ambas caras y lo dobláis por la mitad, os quedará un bonito "cuaderno" para repartir en clase, leer en casa y pensar en vuestras propias preguntas. Para darle un aspecto más especial, podéis probar a imprimirlo en papel de color (a nosotras nos gusta imprimirlo en colores fuertes: naranja, amarillo, rojo, verde, azul). 

¿Lo segundo? ¡Un corto! Pequeño Remo en el reino de Pellízcame está basado en el cómic del mismo título incluido en el póster de ¡Pellízcame!, el último título de Filosofía visual para niños y no tan niños de Wonder Ponder.

Te proponemos verlo, si puede ser en compañía (en casa o en la escuela) y luego charlar ricamente sobre todo lo que nos despierta.

Para ello, hemos preparado otro descargable para preguntar, pensar y dialogar.

Descargable preguntón

Descargable preguntón

Para Wonder Ponder, el Día Mundial de la Filosofía no es solo una celebración de la filosofía, es también la del aniversario de nuestro lanzamiento, el 20 de noviembre de 2014, hace cuatro años, con la publicación de nuestro primer título, Mundo cruel. Cuatro ediciones más tarde de Mundo cruel, y con ediciones en Argentina, Brasil, Corea del Sur y México, en este Día Mundial de la Filosofía celebramos su próxima llegada a Alemania. 

Estés cerca o estés lejos... ¡celebra con nosotras este Día Mundial del Wonderpondereo!

¡Y aquí viene lo tercero! Carteles para imprimir y colgar en tres idiomas. 

Propuestas para pensar sobre la escuela: cuaderno gratuito descargable, imprimible y compartible de Wonder Ponder

Ellen Duthie

En Wonder Ponder queríamos celebrar la vuelta al cole por todo lo alto. ¡Por eso hemos preparado un cuaderno descargable, imprimible y compartible de forma gratuita para pensar sobre la escuela!

Diez páginas, ¡diez!, repletitas de preguntas y propuestas para pensar sobre la escuela dirigido especialmente a todos los niveles de primaria, ¡y a profes también! 

Una invitación a pensar sobre aprender, sobre las características de una buena profesora y de un buen alumno, sobre el patio perfecto, el aula perfecta, la escuela de nuestros sueños y la escuela de nuestras pesadillas, sobre amigos, amigas y otras criaturas escolares. Una propuesta de entrevistar al profesor o profesora, de escribir un cuento o una redacción o hacer un dibujo y de pensar sobre dilemas reales con los que nos topamos a veces en el cole.

Incluimos una página para que para que las lectoras y lectores añadan sus propias preguntas y dibujos. Pero se pueden añadir todas las páginas que se quieran. ¡Sí! ¡Este cuaderno también puede crecer!

¡Feliz vuelta al cole! Y tú, ¿qué piensas? Haz clic en la imagen o aquí para descargar. 

Este cuaderno está también disponible en inglés.

¡Pellízcame!: filosofía ilustrada para niños. Clara Berenguer reseña la versión catalana de ¡Pellízcame! en Valencia Plaza

Ellen Duthie

Clara Berenguer reseña ¡Pellízcame! en la sección de Cultura de Valencia Plaza. Aquí os dejamos la versión en castellano de esta reseña que nos ha encantado. 

"Esta es una invitación a explorar, preguntarse y reflexionar sobre la realidad, la imaginación y los sueños desde un enfoque lúdico con una presentación innovadora y atractiva

 4/09/2018 - 

VALENCIA. Ellen Duthie siempre ha mostrado un interés especial por comunicar el pensamiento filosófico. Por eso, después de poner en marcha actividades centradas en acercar esta cuestión a los más pequeños, en 2014 creó las cajas de filosofía visual para niños Wonder Ponder. Se trata de una iniciativa editorial atrevida que acerca a los lectores infantiles a algunas de las grandes preguntas que plantea la filosofía de una forma divertida mediante una curiosa recopilación de escenas y preguntas intrigantes que invitan a la reflexión y al diálogo a la vez que estimulan el desarrollo de un pensamiento crítico y se facilita la construcción personal de un esquema visual y conceptual del tema concreto que se aborda en cada título. ¡Pellízcame! (Wonder Ponder, 2018) es la última publicación de un proyecto consolidado que desde el inicio ha apostado por la creación de una colección que se mantenga en el tiempo, que llegue a otros países y de la que puedan disfrutar muchas generaciones. Y todo indica que lo está consiguiendo.

Con una cuidada presentación en forma de libro-juego, estas cajas de filosofía visual tienen su origen en una escuela de Madrid, donde Duthie tenía que hacer uso de la literatura infantil como estímulo para los diálogos filosóficos que planteaba con el alumnado. Cansada de buscar un material convincente para hablar sobre la crueldad, comentó a la ilustradora Daniela Martagón que necesitaba de una serie de escenas ilustradas que mostraron una perspectiva amplia y variada sobre esta temática y que sugirieran preguntas al mirarlas. A raíz de esta espontánea colaboración nació Mundo cruel, a la que siguió Yo, persona, sobre la identidad, y Lo que tú quieras, sobre la libertad. Ahora, ¡Pellízcame!, el nuevo título de la serie, que es al mismo tiempo el más filosófico y el más literario, explora las diferencias entre la verdad y la mentira y nos pregunta, entre otras muchas cosas, si estamos soñando o no.

Ciertamente, no hay ninguna otra iniciativa literaria similar que diseñe unos materiales de esencia filosófica tan originales que buscan exponer a lectores de edades y contextos diferentes a estos tipos de conceptos desde la práctica y que otorgue la misma importancia a la creación, a la lectura de la imagen, al texto y al formato. Es sin duda la conjunción de la capacidad creativa del tándem artístico formado por Ellen Duthie y Daniela Martagón la responsable de un producto con unas cualidades tan extraordinarias y subversivas. Ambas eran totalmente conscientes de que este diseño editorial era arriesgado, nuevo y difícil de catalogar, pero, afortunadamente, lanzaron su propio género. Dicho esto, hay que añadir los nombres de Raquel Martínez Uña, la editora de este sello, y de Bel Olid, traductora de ¡Pellízcame! al catalán - Pessiga'm-, que también colaboran activamente en el resultado final.

¡Pellízcame!, en definitiva, está concebido para que los niños puedan mirarlo y leerlo a solas o acompañados, en un contexto educativo o familiar. Este título presenta el mismo funcionamiento que el resto de cajas Wonder Ponder: contiene un póster con el cómic de Pequeño Remo en el Reino de Pellízcame, catorce láminas con escenas y preguntas, sólo para mentes intrépidas como alertan las autoras, una guía breve del contenido y unas propuestas de uso y, finalmente, tres láminas en blanco para que el lector pueda crear sus ilustraciones. Se puede utilizar tanto como un juego de mesa como un libro de páginas sueltas, que se pueden ordenar como cada uno desee y mezclarlas al azar, porque lo que pensamos no cambia en función del orden en que leemos, o quizá sí.

El objetivo principal, por lo tanto, es cuestionar incesantemente y sin que nos demos cuenta en torno a nuestra cotidianidad más cercana para discurrir sobre otros asuntos más trascendentales, como la fantasía, la imaginación, los sueños y la realidad. Es una apuesta por las grandes preguntas, las urgentes, a las que todo el mundo se enfrenta en su día a día sin importar la edad, pero sin necesidad de solemnidades ni ornamentos, sino de forma práctica y concreta. En este sentido, se esfuerzan mucho para que los libros conecten con las experiencias de la infancia pero también con las de la madurez. Hay niveles de lectura y complejidades variadas en cada escena y, además, con un gran sentido del humor, con el fin de preguntar y dialogar por placer. Ya podéis pues comenzar a pellizcaros, os aseguro de que os enganchará."

Esta reseña escrita por Clara Berenguer apareció en valenciano en Valencia Plaza el día 4 de septiembre de 2018. 

Jugar a ser pequeños filósofos: Bernat Cormand reseña ¡PELLÍZCAME! en el Diari Ara

Ellen Duthie

Bernat Cormand reseña ¡Pellízcame! en la sección Estimat Andersen, del Diari Ara. Aquí os dejamos la versión en castellano de esta reseña que nos ha encantado. 

"Ya se puede encontrar en las librerías ¡Pellízcame!, la cuarta caja de filosofía visual para niños, firmada por las autoras Ellen Duthie y Daniela Martagón y publicada por Wonder Ponder. Como seres racionales que somos, hacer preguntas o necesitar encontrar una explicación a las cosas forma parte de nuestra naturaleza. Los niños, como los adultos, también quieren saber, entender el mundo, porque la ignorancia puede llegar a generar inquietud y cierto descontrol. Leemos sobre filosofía e infancia en El niño filósofo de Jordi Nomen. Este profesor de la escuela Sadako de Barcelona y docente universitario parte de los estudios del estadounidense Matthew Lipman, quien, a raíz de su experiencia como profesor de filosofía y en un contexto de revolución política en los años 60, descubrió la importancia de pensar críticamente y reflexionar sobre cuestiones filosóficas. Además, según Lipman, esto se debía empezar a trabajar ya en la escuela.

Los juegos filosóficos de Wonder Ponder pueden ser una buena herramienta en este sentido. Se trata de libros de páginas sueltas que se encuentran en una caja, con preguntas directas, a veces incluso incómodas, acompañadas de imágenes impactantes que, de manera lúdica, invitan a hacerse preguntas (wonder) y reflexionar (ponder) sobre diferentes temas. La colección arrancó en 2014 con la publicación de Mundo cruel, que surgió a partir de un proyecto llevado a cabo en una escuela de Madrid de sesiones filosóficas con escolares donde se reflexionaba, sobre todo desde la literatura, en torno a diversas cuestiones. Dos títulos más - Yo, persona y Lo que tú quieras - dieron continuidad a la serie, hasta llegar este último, ¡Pellízcame! (2018). En la primera caja se aborda la crueldad, en la segunda, “quién soy y qué soy”, y en la tercera, la libertad. La acción de pellizcarse, lo que hacemos cuando no sabemos si estamos soñando o no, presenta esta última y esperada entrega. Como aquella Alicia que se sumerge en un universo de fantasía, aquí los lectores podrán explorar la realidad, la imaginación y el sueño. ¿Cómo sabes que lo que ves sigue ahí cuando cierras los ojos? ¿Tiene sentido enamorarse de un personaje que no es real? ¿Te muestras siempre como eres? ¿Cómo podemos saber si algo es de verdad o no lo es? ¿Es posible que haya más de una realidad? Todas estas cuestiones hacen tomar conciencia del contexto actual, en que a menudo la línea que separa realidad y ficción -o la verdad y la mentira-es muy fina. Pensamos en las redes sociales, los mundos virtuales como Second Life o la vida en un plató en El show de Truman, o los amores (informáticamente) románticos. Y recordamos la llamada posverdad que impera en algunos medios de comunicación.

DEJAR VOLAR LA IMAGINACIÓN

Dentro de esta complejidad, las autoras se aventuran a presentar un abanico muy amplio de interrogantes que dan pie al debate. En este juego necesariamente compartido, los adultos también deben poner de su parte y facilitar que la lectura y el diálogo se conviertan en una actividad conjunta. Pero, por otra parte, unas páginas en blanco -presentes en cada una de las cajas- permiten que los niños caminen solos, también, y aporten sus propios contenidos o reflexiones dejando volar la imaginación. Seguro que tendrán ganas, después de viajar a través de las coloridas escenas del artista Daniela Martagón; son un elemento imprescindible que hacen del conjunto un producto realmente innovador. Durante mucho tiempo los niños han tenido un acceso muy limitado a la filosofía. Por ser una disciplina abstracta y compleja, se consideraba algo sólo para adultos. Pero está bien que los niños dispongan de espacio para pensar por sí mismos y tengan la oportunidad de explorar ideas nuevas, puntos de vista y posibilidades diferentes. Estamos encantados, por tanto, de que surjan iniciativas como la de Wonder Ponder y de que los lectores puedan jugar a ser pequeños filósofos."

Esta reseña escrita por Bernat Cormand apareció en catalán en el Diari Ara el día 1 de septiembre de 2018. 

Te invitamos a convertirte en detective de la realidad: ¿qué es real?, ¿qué no es real? y ¿cómo lo sabes?

Ellen Duthie

telescopio_preview.jpeg

El cuarto libro-juego de la serie Wonder Ponder de Filosofía visual para niños, ¡Pellízcame!, invita a lectores de todas las edades a convertirse en detectives de la realidad. ¿Qué es real? y ¿qué no es tan real? ¿Y cómo podemos saberlo? 
A través de imágenes curiosas y preguntas intrigantes, las autoras Ellen Duthie (escritora) y Daniela Martagón (ilustradora) invitan a pequeños, medianos y grandes a explorar, preguntarse y reflexionar de manera seriamente lúdica y lúdicamente seria sobre la realidad, la imaginación y los sueños. 

pellizcame caja.jpg

A partir de 14 escenas ilustradas diseñadas para provocar preguntas y reflexión, ¡Pellízcame! explora situaciones que remiten a temas clásicos de la filosofía (¿hasta qué punto podemos fiarnos de nuestros sentidos?, ¿qué es “de verdad” y qué es “de mentira”?, ¿es posible que nuestra vida haya sido un sueño desde el principio?) y también a temas filosóficos más contemporáneos (sobre la realidad virtual, la relación entre la ficción y la realidad, la fiabilidad de la información o la fake news, y la representación en los selfies) de una manera que es al mismo tiempo cercana y desestabilizante, y siempre cautivadora para un rango de edad muy amplio, a partir de los 6 años (o antes) y hasta adultos.

¿Y si la vida fuera un sueño? ¿O un cuento? ¿O una gran ilusión?
 ¿Y si te pellizcaras? ¿Acabarías con la duda?
 ¿Cómo sabemos que el mundo es como nos lo muestran nuestros sentidos y no de alguna otra manera (como lo ve una mosca o un perro, por ejemplo)?
 ¿Los cuentos son mentira? ¿Las fotos pueden engañar? ¿Hay testigos más fiables que otros?
 Si te pudieras conectar a una máquina que te hiciera sentir y vivir solo cosas buenas, ¿te conectarías para siempre?

 ¿Qué es real? ¿Qué no es tan real?
 Y tú, ¿qué piensas?

CONTENIDO DE ¡PELLÍZCAME!

  • 14 láminas con escenas que dan mucho que pensar. 
  • Más de 100 preguntas para mentes intrépidas. 
  • 3 láminas para crear escenas propias.
  • Breve guía filosófica para acompañar la lectura de ¡Pellízcame! para niños y adultos.
  • Propuestas de uso.
  • Póster con cómic: "Pequeño Remo en el Reino de Pellízcame"

TEMÁTICA:  realidad ·  imaginación ·  sueños ·   los cinco sentidos ·   percepción · ficción/realidad ·  de mentira/ de verdad  ·   fiabilidad de la información ·  filosofía para niños.

Pellizcame_Fichas_CAST.jpg

Todos nuestros títulos tienen un póster que, en esta ocasión, es casi un libro en sí mismo: Pequeño Remo en el reino de Pellízcame. Esta especie de cómic para leer en voz alta, que quizás sea realmente un romance de ciego, es también un tributo a La cocina de noche, de Sendak, que a su vez homenajeaba las tiras cómicas del Pequeño Nemo, de Winsor McCay. Pero parte del juego será buscar otros homenajes. Para leer y mirar muchas veces.  Pronto anunciaremos una sorpresa muy especial y emocionante para nosotras relacionada con este póster. ¡Atentas! ¡Atentos!

El póster de ¡Pellízcame!

En un clima donde la mayoría de las voces que oímos aseguran tener las respuestas y tener la descripción válida de la realidad, nos parece especialmente importante desarrollar y mantener el hábito de compartir nuestras incertidumbres.

Eso es parte de lo que tratamos de hacer, desde la literatura y desde la filosofía, en la serie de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder. Es lo que hemos hecho, con rigor y con juguetonería, en ¡Pellízcame!

Echa un vistazo al trailer de ¡Pellízcame! aquí: 

¡Pellízcame! en la prensa: 

"El mejor regalo que se puede hacer a nuestros pequeños es esta colección de imágenes que sumergen tanto a los padres como a sus hijos en un intercambio de ideas que habitualmente no se realiza". NO ES UN DÍA CUALQUIERA. RADIO NACIONAL DE ESPAÑA. AGOSTO 2018.

Entrevista a Raquel Martínez (editora de Wonder Ponder) sobre ¡Pellízcame! EFECTO DOPPLER. RADIO 3. RNE. JULIO 2018. [a partir del minuto 46]

"...un libro para niños para tratar el tema de la posverdad." ... "Los libros de Wonder Ponder son palancas de pensamiento, ganzúas que abren mentes, martillos para romper el sentido común, espejos que nos interrogan y nos obligan a interrogarnos." DONDE VIVEN LOS LIBROS. JULIO 2018. 

Reseña de ¡Pellízcame! LA ESTACIÓN AZUL DE LOS NIÑOS. RADIO NACIONAL DE ESPAÑA. JUNIO 2018. 

Entrevista a Ellen Duthie en La Letra Pequeña, con Aurora González, en La Colmena, de Vega Hernández de Radio CMMedia LA COLMENA. RADIO CMMedia. JUNIO 2018 

¡Pellízcame!, incluido en la selección Verano 18 de la Asociación de Maestros La Rosa Sensat. "Una caja para abrir, mirar, leer, pensar y hablar. A partir de 14 láminas con escenas curiosas y más de 100 preguntas intrigantes, cruzamos la delagada línea que separa la realidad de la ficción. Un libro-juego que invita a la reflexión y al diálogo sobre la realidad. Se puede leer como un libro u organizar las láminas según otro criterio. Un recurso muy útil para el aula." EL GARBELL, NÚMERO 14. JUNIO 2018.  

Lecturas para mentes inquietas. "Llega el cuarto título de filosofía visual para niños que publica el sello Wonder Ponder, esas maravillosas cajas con tarjetas y preguntas, láminas con diferentes escenas, póster y guía filosófica para acompañar una lectura que busca iniciar a los niños en el debate y la filosofía. En ¡Pellízcame!, de Ellen Duthie y Daniela Martagón, la autora trata de explorar las diferencias entre lo que es verdad y lo que es mentira, preguntarnos sobre lo que nos dicen nuestros sentidos, indagar sobre la realidad virtual o las noticias falsas. Pero sobre todo a lo que aspira es a provocar diálogo y reflexión de forma divertida a través del contenido de este cuidado libro juego." LIJ CORSARIA #21. JUNIO 2018. 

Samuel Omeñaca entrevista a Ellen Duthie
"Queremos contagiar ese gusto por la desestabilización que yo creo que provoca la filosofía y que no está lo suficientemente valorado. La gente piensa a veces en la filosofía como algo que te da vértigo y te hace caer, pero ese vértigo da gusto también. Hay algo placentero de sentir que te quitan el suelo de debajo de los pies. Hay algo bonito y juguetón en eso." EL CUENTAHILOS. M21 RADIO. JUNIO 2018. 

Filosofía en cajas: abre, mira, piensa. "[...] divertido y profundo para echar unos buenos ratos familiares y una herramienta indispensable para la escuela". RAYUELA INFANCIA. JUNIO 2018. 

Merienda en el Retiro: Los mejores libros infantiles. "En la literatura actual donde encontramos muchísimos cuentos con moraleja [...] tener un libro que nos invite a pensar, es maravilloso." EL CULTURAL. JUNIO 2018. 

"El éxito de Wonder Ponder radica en la versatilidad de su uso, a modo de juego".  EL HERALDO DE ARAGÓN. JUNIO 2018. 

"Los profesores de Filosofía y Valores Éticos necesitamos trabajos como este para incentivar el pensamiento crítico entre los más pequeños. Sus preguntas intrigantes e insospechadas les hacen sacar a la luz pensamientos escondidos que, de otro modo, habrían permanecido ocultos." "Más Pellízcame y menos Bob Esponja!" VIDA DE PROFESOR. JUNIO 2018

Entrevista a Ellen Duthie, LOS CRONONAUTAS. MAYO 2018. 

lomitos pasto.jpg

¿Quieres saber más acerca de la serie de Filosofía visual de Wonder Ponder? Este vídeo de cinco preguntas con sus respuestas dura solo 9 minutos y lo cuenta TODO. Bueno, casi todo. 

El Cultural recomienda ¡Pellízcame! como uno de los mejores libros infantiles en la Feria del Libro de Madrid

Ellen Duthie

"En la literatura actual donde encontramos muchísimos cuentos con moraleja [...] tener un libro que nos invite a pensar, es maravilloso."

El Cultural selecciona ¡PELLÍZCAME! entre los mejores libros infantiles para 3-10 años de la Feria del libro, en la muy buena compañía de LA MERIENDA DEL PARQUE de Pablo Albo y Cecilia Moreno (Narval), IRENE LA VALIENTE, de William Steig (Blackie Books), EL JARDÍN DE ABDIL GASAZI, de Chris Van Allsburg (Fondo de cultura económica), y EL CABALLO DE LORD BYRON, de Vanesa Pérez-Sauquillo e ilustrado por María Espejo (Siruela).

"¡Pellízcame!" en El Heraldo de Aragón: "El éxito de Wonder Ponder radica en la versatilidad de su uso, a modo de juego"

Ellen Duthie

Reseña de Pellízcame en El Heraldo de Aragón, por Julia Millán.  (transcripción abajo) 

El Heraldo de Aragón. 07.06.2018

La Gran Literatura / Julia Millán

Filosofía visual para niños

El proyecto WOnder Ponder nació de la necesidad de su creadora, la filósofoa y escritora Ellen Duhtie, de crear materiales atractivos para iniciar a los niños en el debate y la filosofía. Lo que en un principio fueron fichas sueltas que usaba en talleres y activifades extraescolares, dio lugar a un libro-objeto, una caja llena de imágenes que Ellen tenía en la cabeza y que la mano de Daniela Martagón materializó con acierto; poco después la editora Raquel Martínez Uña se enamoró del proyecto y no tardaron en publicarlo.

Era un un "libro" llamado Mundo cruel y permitiía establecer un diálogo sobre los aspectos más espinosos de la naturaleza humana: la crueldad; con los animales, con uno mismo, entre las personas... Y no solo lo usaron los docentes en las escuelas, sino que rápidamente se convirtió en una valiosa herramienta en ámbitos tan distintos como los seminarios de filosofía en educación secundaria, la mediación de conflictos o incluso en talleres de instituciones penitenciarias. 

Los siguientes títulos fueron Yo, persona, un debate sobre la identidad, y Lo que tú quiereas, sobre la libertad. El éxito de Wonder Ponder, traducido al inglés, al catalán y próximamente al portugués, radica en la versatilidad de su uso, a modo de juego. Contiene multitud de preguntas, escenas curiosas que se pueden personalizar, y funciona sin ataduras, sin manual de instrucciones, sin soluciones, solo con una guía de sugerencias y con el atractivo de su diseño e ilustraciones. A la vez se puede ampliar con las experiencias de otros lectores que van colgando en la web.

Ahora acaban de publicar el cuarto volumen, Pellízcame, una exploración sobre lo que es "real" y lo que no lo es; según palabras de las autoras, estas son sus pretensiones y también sus características: "El nuevo título de la serie nos parece el más filosófico, pero también el más literario hasta la fecha. Ofrece muchas oportunidades para los lectores más jóvenes y más mayores de explorar las diferencias entre lo que es "de verdad" y lo que es "de mentira", nuestros sentidos y lo que nos dicen acerca del mundo, y para preguntarse si podríamos o no estar soñando. También contiene escenas que podrían provocar preguntas, diálogos y reflexiones sobre la realidad virtual, la ficción y la realidad y las noticias falsas, y la representación en los selfis, de una manera que es al mismo tiempo cercana y desestabilizante, pero siempre cautivadora".