WRITE TO US / ESCRÍBENOS

Enter your email address and message and submit. We'll get back to you as soon as possible. 

Introduce tu correo electrónico y mensaje, y pulsa Submit / Enviar. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible. 

24 Calle de Pizarro
Madrid, Comunidad de Madrid, 28004
Spain

+34 91 559 6546

Wonder Ponder, Visual Philosophy for Children, is an imprint specialising in products for fun and engaging thinking. This website provides accompanying material to our Wonder Ponder boxes, including guides for children, parents and mediators, ideas for wonderpondering and fun games and activities. It is also a platform for sharing your very own Wonder Ponder content and ideas.

Blog

Filtering by Tag: Gaceta

La ilustradora Daniela Martagón relata el fascinante proceso de la búsqueda de tono

Daniela Martagon

[...] El segundo intento tuvo que ver con el título provisional que teníamos para la caja en inglés: Freedom in a Box. El título nos encantaba y la posibilidad de encontrar libertad en el encierro que representaba la imagen nos gustaba también, pero no encontrábamos una traducción que nos gustara en español. La libertad en caja nos parecía que hacía un juego de palabras involuntario con "en caja" y "encaja" que chirriaba. No queríamos tener títulos conceptualmente demasiado diferentes, así que buscamos otro.

Tras dar con un nuevo título, seguimos experimentando con la idea de libertad en el encierro, jugando de nuevo con jaulas, pero había un problema de colisión entre el significado del título y de la imagen. No se entendía bien. Las jaulas nos empezaban a oprimir. [...]

Read More

¿Tienen derecho las niñas y los niños a tener una vida privada que no conozcan sus padres?

Ellen Duthie

Uno de los temas que aparecen con frecuencia en talleres sobre la libertad con niños (con adolescentes, sí, pero también con niños más pequeños) es el tema de la privacidad. ¿Hay que contar todo a los padres o hay partes de la vida que nos podemos guardar para nosotros mismos? 

Read More

Resumen de la presentación para niños y familias de LO QUE TÚ QUIERAS

Ellen Duthie

Ayer, 11 de junio 2016, tuvimos el placer de presentar el tercer título de nuestra serie de Filosofía visual para niños, LO QUE TÚ QUIERAS a niñas, niños y sus familias. 

Lo hicimos en El Patio Coworking, el estupendo lugar donde Wonder Ponder tiene actualmente su oficina y fue una mañana muy, muy agradable. 

Read More

Entrevista a Ellen Duthie sobre Mundo cruel en el programa de Franco Torchia, No se puede vivir del amor

Ellen Duthie

Franco Torchia entrevista a Ellen Duthie en su programa No se puede vivir del amor (La Once Diez, Argentina) sobre el libro Mundo cruel (que ha sido editado en Argentina por Ediciones Iamiqué). 

Dice Ellen: "Ha sido una entrevista larga y pausada, fantásticamente bien preparada por el entrevistador. Un entrevistador que prueba el material no se encuentra a menudo. Fue un verdadero gustazo, ¡aunque en Madrid fuera la una de la mañana!"

Read More

Relato de la fiesta-presentación de "Lo que tú quieras", 3º título de la serie Wonder Ponder de Filosofía visual para niños (Parte I)

Ellen Duthie

Daniela explicó el proceso de búsqueda del tono adecuado para este título: [...] El segundo intento tuvo que ver con el título provisional que teníamos para la caja en inglés: Freedom in a Box. El título nos encantaba y la posibilidad de encontrar libertad en el encierro que representaba la imagen nos gustaba también, pero no encontrábamos una traducción que nos gustara en español. La libertad en caja nos parecía que hacía un juego de palabras involuntario con "en caja" y "encaja" que chirriaba. No queríamos tener títulos conceptualmente demasiado diferentes, así que buscamos otro." 

"Tras dar con un nuevo título, seguimos experimentando con la idea de libertad en el encierro, jugando de nuevo con jaulas, pero había un problema de colisión entre el significado del título y de la imagen. No se entendía bien. Las jaulas nos empezaban a oprimir." 

Read More

¡Filosofía en el museo! Inaugurada en El Paso (Texas) "Lo que tú quieras", la exposición que invita a niños y sus familias a reflexionar sobre la libertad

Ellen Duthie

El pasado miércoles se inauguró en La Mujer Obrera, en El Paso (Texas), la exposición bilingüe "Lo que tú quieras" / "Whatever You Want", co-creada por la ilustradora de Wonder Ponder, Daniela Martagón en el marco de la iniciativa Philosophy for Children in the Borderlands/Filosofía para Niños en la Frontera, dirigida por Amy Reed-Sandoval, con el apoyo de una beca concedida por The American Philosophical Association. 

Lo que tú quieras es una exposición interactiva de Filosofía para niños y familias que invita a reflexionar sobre la libertad.

Basada en las escenas creadas para provocar reflexión para el libro de páginas sueltas con el mismo título de Ellen Duthie y Daniela Martagón que se publica este mes de mayo, la exposición integra, además de reproducciones a gran escala de gran parte de dichas escenas, otros elementos como pequeñas casitas de la libertad donde los niños pueden entrar y escribir sobre sus propias normas para asegurar la convivencia dentro de la casa en las paredes, una genia que ofrece tres deseos a los visitantes pero con un par de preguntas previas que hacen pensar, un altavoz por el que cada uno puede decir lo que quiera, una Casa de la Real Gana para espiar qué hacen todos sus habitantes y pensar sobre ello y otra en blanco para llevarse y dibujar en casa, entre otros elementos. 

Para el montaje y las adaptaciones de obra para esta exposición, Daniela tuvo la suerte de contar con la artista Dina Edens, sin cuya colaboración no hubiera sido posible esta exposición. 

Desde el principio del proyecto de Wonder Ponder, hemos explorado todas las posibles formas de presentación de nuestro concepto de Filosofía visual para niños aparte de nuestros libros-juego, y los espacios de museos han estado siempre en nuestro punto de mira. Estamos muy ilusionadas y contentas de que este primer proyecto en esta dirección haya sido en colaboración con la fundadora del programa de Filosofía para niños en las zonas fronterizas de México-Estados Unidos, Amy Reed-Sandoval.

Amy Reed-Sandoval y Daniela Martagón se reunieron el año pasado en Oaxaca. "Daniela compartió conmigo", explica Amy, "el maravilloso trabajo que ella y Ellen Duthie han estado desarrollando en Wonder Ponder. Me impresionó el modo en que trabajan juntas como equipo y también me impactaron las imágenes tan cautivadoras que produce Daniela, como ilustradora de Wonder Ponder, para inspirar diálogos filosóficos. En El Paso he comprobado que las cajas de Wonder Ponder son herramientas excelentes para enganchar filosóficamente a niños muy pequeños. Esta exposición interactiva de Filosofía para niños en La Mujer Obrera--es una oportunidad para que niños y familias de ambos lados de la frontera entre México y Estados Unidos tengan la oportunidad de reflexionar filosóficamente a partir de ver y dialogar sobre las creaciones visuales de Daniela".

En Wonder Ponder, hemos seguido el trabajo de Amy Reed-Sandoval, y de su Iniciativa de Filosofía para Niños en Oaxaca y su Programa de Filosofía para Niños en Zonas Fronterizas desde hace unos años, y para Daniela ha sido un honor poder trabajar con ella. Aunque Daniela reside actualmente en España, es mexicana, por lo que el trabajo de Amy le toca de forma especial.   

"Me emociona especialmente que la comunidad a la que nos dirigimos sea en su mayoría mexicana-chicana", dice Daniela. "Profesionalmente, me ha interesado mucho también. Hasta ahora, habíamos trabajado desde la relación libro-persona y ahora ha tocado explorar hacia el espacio-persona. En Wonder Ponder somos muy conscientes de la importancia del formato, y esto ha supuesto una nueva aventura, con diferentes escalas, condiciones y posibilidades. Ha sido un proceso muy interesante y una oportunidad para explorar qué cosas funcionan mejor en este nuevo medio y qué cosas hay que tener en cuenta y explotar en futuras ocasiones".  

Desde Wonder Ponder, mientras estudiamos otros posibles espacios museísticos donde podríamos llevar exposiciones filosóficas para pequeños, medianos y grandes, estamos disfrutando y analizando de las fotos y comentarios que nos van llegando desde El Paso. Las iremos compartiendo en la galería de este post en el blog. 

Más información sobre Wonder Ponder y nuestra serie de Filosofía visual para niños aquí

¡Agotada la primera edición de Yo, persona! ¡La segunda en camino!

Ellen Duthie

¡La primera edición de Yo, persona en español ya voló! ¡Pío pío!

Desde aquí, queremos dar las gracias a todas las estupendas librerías y tiendas que apuestan por Wonder Ponder y la Filosofía visual para niños. Están haciendo una labor de ventas realmente espectacular. Hay algunas en concreto que pareciera que tratan de vender un título de Wonder Ponder a todo el que entra por su puerta. ¿Cómo lo consiguen!? Ellas saben quiénes son. ¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias! 

Pero las buenas noticias no acaban aquí. ¡La semana que viene nos llegará la segunda edición de Yo, persona, acompañada de nuestro nuevo título Lo que tú quieras!

No nos olvidamos de Mundo cruel, también ya en su segunda edición, que sigue viento en popa. 

¡Qué de satisfacciones nos está trayendo esta aventura!

Las librerías y tiendas en España interesadas pueden hacer ya sus prepedidos de Lo que tú quieras, de la nueva edición de Yo, persona y, por supuesto de Mundo cruel, a nuestro distribuidor Roberto Masi (Libri e Altro) por email a info@libriealtro.com o por teléfono +34 600 214 481. 

Las preguntas como género literario

Ellen Duthie

Hoy hemos recibido la visita de nuestra querida agente, Claudia Bernaldo de Quirós, de la Agencia CBQ. Llegó con buenas noticias, Mundos crueles argentinos, entusiasmo y cariño. No nos referimos tanto al cariño de abrazos, que los hubo, sino al cariño de buena lectora. 

Llegó, pasó al bonito patio de nuestra oficina y, con un puñado de fotocopias en la mano, pasó a comentar su lectura de nuestro nuevo título, Lo que tú quieras. Su forma de comentarlo fue ir leyéndonos en voz alta, para cada escena, las preguntas que más le habían gustado, removido o hecho reír.  

Éstas son algunas de ellas: 

  • ¿Tú eres esclavo o esclava de alguien o de algo?
  • ¿Qué diferencia hay entre educar y domar? 
  • ¿Las elecciones que haces son elecciones libres? ¿Qué es una elección libre?
  • ¿Hay personas que no merecen ser libres? ¿Quiénes? ¿Por cuánto tiempo? ¿Y por qué?
  • ¿Poder volar te haría más libre? 
  • ¿Se puede ser más libre a escondidas que a la vista de los demás?
  • ¿Puedes controlar lo que piensas? 
  • ¿Qué harías si los demás pudieran leer tus pensamientos?
  • ¿Hay personas que merecen más seguridad que otras? ¿Hay personas que merecen más libertad que otras?
  • ¿Crees que deberías poder vivir en cualquier país que quisieras? ¿Por qué?
El dorso de una de las escenas de "Lo que tú quieras"

El dorso de una de las escenas de "Lo que tú quieras"

 

Hay muchas formas de leer nuestros libros. Se pueden leer las imágenes, las preguntas, o ambas, tratando de contestarlas según se van leyendo o se pueden leer como cualquier otro texto, sin tratar de responder necesariamente, sino disfrutando y apreciando las preguntas como texto (con la imagen de telón de fondo). Un texto que puede emocionar, tocar, resonar como cualquier otro texto. La belleza de las preguntas como género.

Así los lee Claudia. Y así nos conmovió esta mañana.

 

 

 

Lo que tú quieras, nuestro tercer título, es una invitación a reflexionar sobre la libertad. Saldrá a la venta el próximo 18 de mayo. 

Lecturas de domingo: Prohibido entrar y salir o ficción de la variedad muy real

Ellen Duthie

El próximo título de Wonder Ponder, Lo que tú quieras, que invitará a lectores de todas las edades a explorar el concepto de la libertad de forma seriamente divertida, se publicará en el mes de mayo.

La investigación que hay detrás de este título incluye lecturas filosóficas y reflexiones en torno a la libertad dentro de nuestro equipo de filósofa-ilustradora-editora, talleres realizados con niños y niñas de variadas edades donde exploramos y producimos imágenes para hacer pensar, talleres realizados con adultos donde analizamos y pensamos cómo deben ser las imágenes y los materiales para invitar a pensar a niños (y no tan niños), y búsqueda y rastreo de imágenes fotográficas e ilustradas ya existentes que den que pensar, para inspirarnos y para alertarnos de que otros pueden haber tenido ya una determinada idea antes y que incluso pueden haberla plasmado mejor.

El trabajo previo en el caso de los otros dos títulos que llevamos ya ha sido similar, pero lo cierto es que en el caso de Lo que tú quieras es muy probable que es donde hemos tenido más material y más ideas concretas para escenas, que hemos tenido que seleccionar y reducir a tan solo 14, las que finalmente figurarán en nuestro tercer libro-en-caja. Pero siempre es difícil despedirse de esas escenas sacrificadas por cuestiones de espacio, a las que habíamos cogido cariño, pero que consideramos que, de una forma u otra, ya están cubiertas por otras escenas y las cuestiones que plantean. 

Una de las escenas de las que nos despedimos para este título era una versión de la que usamos en un taller con niños y niñas de 6 a 9 y 10 a 12 años en la CAM en otoño de 2014: 

"Prohibido el paso. ¡Cuidado! Niño contagioso". Una de las escenas incluidas en la exposición dispara-preguntas y dispara-diálogo sobre la libertad para el taller ¿Y tú, qué piensas? impartido por Wonder Ponder para la CAM en otoño de 2014. Ilustración de Daniela Martagón.

"Prohibido el paso. ¡Cuidado! Niño contagioso". Una de las escenas incluidas en la exposición dispara-preguntas y dispara-diálogo sobre la libertad para el taller ¿Y tú, qué piensas? impartido por Wonder Ponder para la CAM en otoño de 2014. Ilustración de Daniela Martagón.

La descartamos, nos despedimos de ella y seguimos trabajando.

Y ayer, editando uno de los pies de escena de otra de las escenas que sí ha tenido la suerte de ser seleccionada, retocando tanto en español como en inglés, nos topamos con esta otra, una imagen real de un edificio en cuarentena en Varsovia en plena Segunda Guerra Mundial, que conmueve y sacude como solo la realidad puede hacerlo. Dice: "Tifus. Prohibida la entrada y la salida" en alemán y el polaco. 

A veces nos preguntan si lo nuestro es ficción o no ficción. Y cuando nos topamos con estas cosas, la verdad es que nos hace dudar.  

Lo anunciamos en primicia: uno de los pies de escena del nuevo título es "Prohibido entrar y salir". No se parece a ninguna de las dos imágenes de arriba. Y es ficción, pero de la variedad muy real. 

Que piensen, pero no tanto

Ellen Duthie

Hace unos días nos llamó una profesora para contarnos una anécdota wonderponderiana de su escuela. 

Había llevado Yo, persona unas semanas antes y los niños habían disfrutado de lo lindo, nos decía. Habían hablado toda una hora de una sola de las escenas, elegidas por el grupo, y cuando llegó la hora, no querían que acabara. Algún que otro compañero de la profesora y el director del centro lo había visto de pasada y habían murmurado, sin prestar demasiada atención, "qué curioso, filosofía visual para niños".

Un par de semanas más tarde llevó a sus alumnos Mundo cruel. Conociendo ya la idea y el funcionamiento, el diálogo no tardó en arrancar. Concretamente se centraron en la tarjeta en la que aparece la escena de la portada, donde una familia está sentada a la mesa a punto de comer sopa de gato.

 

En esta ocasión, como la vez anterior les había faltado tiempo, la profesora dedicó prácticamente toda la tarde a wonderponderear, acabando con un mural colectivo con dibujos propios y preguntas propias de los alumnos. Al acabar la jornada, colgaron el mural en la pared de un pasillo y se fueron todos a casa, profesora incluida. 

Al día siguiente cuando llegó a la escuela, varios profesores le miraron con cara de preocupación, señalando con la cabeza hacia el despacho del director. "¿Qué es exactamente eso de filosofía que estabas haciendo con los niños?", preguntó una de las compañeras. "Es un poco fuerte, ¿no?" se animó otra.  La profesora trató de explicarles en qué consistía, y que se trataba de establecer diálogos y explorar puntos de vista, pero los compañeros no lo veían demasiado claro y le comunicaron que el director la esperaba. 

 

Cuando entró al despacho comprendió lo que había pasado. Al parecer, el mural se había caído del muro y alguien lo había recogido. Por eso y solo por eso, había llegado a la atención del director y de algunos compañeros, y habían mirado con más detenimiento el contenido. 

Al director le parecía muy bien "lo de la filosofía y el diálogo", pero pensó que había preguntas que era mejor no hacerle a los niños. ¿Cómo cuál? La que realmente le espantó fue la siguiente pregunta: 

Para que tú comas pollo, alguien tiene que matar un pollo. ¿Comer pollo es igual que matar pollo? 

Era una de las preguntas que los niños y niñas habían querido plasmar en el mural. El director pidió a la profesora que la borrara del mural.

La profesora le preguntó la razón por la que esa pregunta en concreto la parecía problemática y el director le dijo que quería evitar una revolución de las familias, "porque ya verás como todos los niños lleguen a casa diciendo que ya no quieren comer pollo nunca más..." La profesora se rió y le dijo que ninguno de los niños había llegado a esa conclusión, aunque tampoco hubiera pasado nada si alguno lo hubiera hecho o se lo hubiera cuestionado.

Le contó que el diálogo se había centrado en la definición de matar, en la diferencia entre matar y mandar matar, por ejemplo. Había surgido la idea de que quizás comprar carne en el mercado o en el supermercado ya cortadito en filetes y comérselo tranquilamente en casita se parecía más al comportamiento de un carroñero que a un cazador. 

El director torció el gesto, sonrió. "Ah, qué interesante. No... si a mi me parece muy bien el proyecto, pero por favor, borra esa pregunta del mural". 

La profesora le contó que el centro de la conversación, lo que más les había divertido de todo el diálogo, había sido la conversación sobre qué cosas no comerían nunca, nunca, nunca, nunca. Esa explosión de imaginación de cosas en principio incomestibles como repentinas posibilidades para un plato les había hecho primero disfrutar describiendo mil disparates, pero luego centrarse en las razones por las que se puede considerar que algo es comestible o no es comestible. 

Y el director puso fin a la conversación: "me parece un trabajo muy interesante, de verdad, pero sigo pidiéndote que la borres". 

Así que la profesora borró la pregunta. 

¿Cuál es la idea que hay detrás de este deseo de acotar el pensamiento de los niños? ¿Pensamos que censurándoles determinadas preguntas evitaremos que piensen sobre ellas? ¿Que piensen sobre ellas, que construyan sus propias ideas y las sustenten con argumentos nos conviene más bien poco a los adultos? ¿Un niño poco reflexivo es más obediente? 

Justo acabando la preparación de nuestro próximo título, Lo que tú quieras, sobre la libertad, tenemos una tendencia a enmarcarlo todo dentro de un diálogo sobre la libertad. ¿Qué supone esta actitud en términos de la libertad de pensamiento de los niños? En una de las escenas del nuevo título os presentaremos un "lector de pensamientos" con el que una madre controla los pensamientos de su hijo. Asumimos que a este director ni siquiera le hará falta porque parece pensar que evitando la pregunta, evitando el diálogo, se evita ya de partida el pensamiento. ¡Así de fácil! ¿Para qué habría que censurar si se puede evitar?  

Mirar con ojos filosóficos: Reseña de "Yo, persona" de Wonder Ponder en HASER, Revista Internacional de Filosofía Aplicada

Ellen Duthie

Hoy se ha publicado el número 7 de HASER. Revista Internacional de Filosofía Aplicada, donde aparece la siguiente reseña de nuestro Yo, persona escrita por Jorge Sánchez-Manjavacas Mellado. 

En el número anterior, ya habían reseñado nuestro primer título Mundo cruel. "Sus autoras", decía entonces Sánchez-Manjavacas, "han creado un nuevo nivel a la hora de tratar de hacer interacciones filosóficas y creativas con los más pequeños" y pasaba a llamarlo "la gran revolución del año". 

En esta ocasión, asegura que las segundas partes, en contra del dicho, pueden ser más que buenas. Y habla de Wonder Ponder como una original propuesta para que pequeños y grandes aprendan a mirar con detenimiento, a "mirar con ojos filosóficos. 

A continuación, la reseña completa: